Entrevista con diplomático brasileño en Colombia

“A Bolsonaro hay que juzgarlo a partir de enero”: embajador de Brasil

Julio Glinternick Bitelli analiza la victoria de Jair Bolsonaro en las presidenciales de Brasil. Explica qué sigue para Colombia y Venezuela, cuando asuma el nuevo gobierno.

Julio Glinternick Bitelli, embajador de Brasil en Colombia desde octubre de 2016. / Cristian Garavito

 

El diplomático brasileño Julio Glinternick Bitelli llegó a Colombia en octubre de 2016 y desde entonces se ha desempeñado como embajador de uno de los aliados más importantes del país en la región. Glinternick, abogado de profesión, comenzó la carrera diplomática en 1986 en Brasilia y desde entonces ha tenido una larga trayectoria. La de Bogotá es su segunda embajada, pues antes se desempeñó como jefe de la misión en Túnez.

En entrevista con El Espectador, el embajador de Brasil habla sobre la victoria electoral del polémico Jair Bolsonaro, la relación con Colombia, la situación legal de Luiz Inácio Lula da Silva y la crisis migratoria que comparten ambos países por el éxodo venezolano.

¿Cómo va a cambiar Brasil a partir del 1° de enero de 2019 cuando asuma el presidente Jair Bolsonaro?

Las elecciones comprobaron que en el país había una gran voluntad de cambio y el elector brasileño ejerció su derecho al voto con una fuerza quizás única en la historia del país: cambió la gran mayoría del Senado, las gobernaciones, la Cámara y 57 millones de personas votaron por una persona, por un proyecto de un Brasil que comienza el 1° de enero, hay que darle tiempo al tiempo, hay que ver cómo se traducirán las posiciones que dijo el candidato Jair Bolsonaro durante la campaña a la hora de gobernar. Las primeras declaraciones del presidente electo son muy conciliadoras, y creo que las perspectivas son positivas.

¿Cambiará la relación con Colombia con la llegada del nuevo presidente?

Hay una tendencia muy clara en los últimos años de profundización de las relaciones de Brasil con Colombia. Eso se traduce en números que son muy fuertes: eso se traduce en turistas, empresas brasileñas acá, en dos años el número creció de 40 a 100. No veo riesgo de un cambio de la tendencia, creo que todo se va a fortalecer.

¿Qué va a pasar con Venezuela, ya que el presidente electo fue muy crítico con el gobierno de ese país?

Claramente hay una preocupación que viene de varios gobiernos con la situación de ese país. Hay una percepción de que en la Venezuela de hoy no existe democracia, y esa preocupación va a seguir con el siguiente gobierno brasileño, esperamos que se pueda restablecer la democracia, que los venezolanos elijan a su gobierno de manera libre. Cuando hay un cambio de gobierno, las prioridades pueden cambiar, pero los fundamentos de la política nacional, que es esa preocupación con la crisis humanitaria y derechos humanos, eso no va a cambiar.

¿En Brasil hay preocupación por la cercanía que pueda haber entre Donald Trump y Bolsonaro?

No creo que haya razón para eso. Es cierto que puede haber una profundización de ciertos aspectos con Estados Unidos. Pero nosotros desde principios del siglo hemos tenido una gran relación con Washington, algo que se ha mantenido durante todos los gobiernos, incluso con el de Lula da Silva, en el que tenía excelente relación con Barack Obama e incluso con el presidente George W. Bush. Por eso, no es una novedad que Brasil quiera acercarse y prestarle más atención a EE. UU., pues es un importante socio.

Ver más: Sergio Moro renuncia para trabajar en equipo de transición de Bolsonaro

¿Bolsonaro va a explotar la Amazonia como dijo en campaña?

Ahí tampoco hay que dejar de ver los antecedentes: el desarrollo sostenible de la Amazonia en Brasil no es nada nuevo, es algo que viene desde la vuelta de la democracia en el país. Nadie cuestiona la importancia de la Amazonia en términos ecológicos, pero hay una preocupación sobre el desarrollo sostenible que, sin afectar el medioambiente, pueda generar para las poblaciones locales mejores calidades de vida. Así que es muy difícil extrapolar lo que dijo hasta ahora el presidente electo. Y uno ve imágenes donde dice que “vamos a sacar todos los árboles para tener ganado”…. No es eso. Hay que esperar, todo son especulaciones. Por ejemplo, dijo que iba a unificar los ministerios de Medio Ambiente y Agricultura y, una vez electo, dijo que no, eso no va a pasar, Bolsonaro escucha a sus asesores y a los que saben de los temas.

¿O sea que lo que dijo Bolsonaro en campaña sobre mujeres, negros, etc. no fue cierto?

Hay que ver lo que dijo después de la elección. Dijo que su único norte es la Constitución Federal, que garantiza derechos individuales, políticos, ... Fue muy claro en que esa Constitución va a ser su brújula. A veces en los medios se toman declaraciones de hace 20 o 30 años, cuando fue diputado y de esa manera se pierde al presidente electo.

¿Qué va a pasar con el proceso contra el presidente Lula da Silva?

Su defensa ha presentado nuevos argumentos que van a seguir el camino de la justicia brasileña, irán a distintas instancias de juzgamiento. Con Moro en el ministerio de Justicia hay una garantía de que esa preocupación de que la justicia valga para todos, sean políticos importantes, empresarios, va a seguir, eso es importante para el futuro. Tiene que haber una depuración de todo, hay que cambiar la manera de hacer política. Durante mucho tiempo se hizo de una manera que involucraba una relación entre empresa y Gobierno que generó todo ese problema.

¿Con el juez Sergio Moro como ministro se acabaron los procesos contra la corrupción como Lava-Jato y Odebrecht?

Al revés, el juez Moro, futuro ministro de Justicia, dijo que va a llevar una fuerte agenda anticorrupción a la cartera que asumirá en enero. Deja en su lugar a gente de su equipo que va a seguir con las investigaciones con mucha fuerza. No habrá paso atrás, al contrario un fortalecimiento de la lucha contra la corrupción, algo doloroso que ha afectado a mucha gente, pero que es absolutamente necesaria.

¿Por qué fue tan definitiva la iglesia evangélica en las elecciones?

No hay duda de que el apoyo de las iglesias evangélicas es muy importante a nivel electoral en Brasil: ellos votan de manera muy cohesionada. Eso se ve en todas partes, son las novedades de la política electoral que está cambiando en todas partes.

Ver más: Bolsonaro rechazó una intervención militar en Venezuela

Se dice que es la nueva era de los militares en el poder…

Hasta ahora el presidente electo ha elegido a cinco ministros, de los cuales solo uno es militar: hay mucha especulación en eso. Hay que esperar a que se conforme el equipo, el presidente tiene que elegir la gente que sienta es de su confianza. Que sean militares o no, eso no es lo importante.

¿Habrá mujeres en el gabinete?

El presidente electo dijo que con seguridad tendrá ministras, hay que esperar y darle tiempo al gobierno que empieza en enero y juzgar a partir de lo que haga…

823948

2018-11-16T22:00:00-05:00

article

2018-11-16T22:00:01-05:00

[email protected]

none

Angélica Lagos Camargo

El Mundo

“A Bolsonaro hay que juzgarlo a partir de enero”: embajador de Brasil

74

7781

7855