Brasil bajo presión internacional por los incendios en la Amazonía

Diferentes líderes mundiales y personalidades del entretenimiento y el deporte han manifestado su preocupación por los incendios que se han presentado en una vasta zona de la selva amazónica brasileña. Muchos de ellos piden al presidente Jair Bolsonaro a que asuma su responsabilidad.

Un hombre trabaja en un tramo en llamas de la selva amazónica.Reuters

Los incendios en la Amazonía cobraron el jueves resonancia internacional, con llamados de la ONU y de líderes mundiales para "proteger" el pulmón del planeta y con convocatorias a manifestaciones en varios países contra el presidente brasileño Jair Bolsonaro, que denuncia una "psicosis ambiental".

El presidente francés Emmanuel Macron dijo el jueves que los incendios que asolan la Amazonía son una "crisis internacional" y dio cita a los miembros del G7 para "hablar de esta urgencia" en la cumbre de Biarritz este fin de semana.

Puede leer: Pueblos indígenas de la Amazonia declaran emergencia humanitaria y ambiental

"Nuestra casa se quema. Literalmente. La Amazonía, pulmón de nuestro planeta que produce 20% de nuestro oxígeno, está en llamas. Es una crisis internacional. Miembros del G7, cita en dos días para hablar de esta urgencia", escribió el jefe de Estado en Twitter.

Macron, que envió su tweet en francés e inglés, se une al secretario general de la ONU Antonio Guterres, quien se mostró el jueves "profundamente preocupado" por los incendios en Amazonía.

"Estoy profundamente preocupado por los incendios en la selva amazónica. En medio de la crisis climática mundial, no podemos permitirnos más daños a una fuente importante de oxígeno y biodiversidad", dijo Guterres en Twitter. "La Amazonía debe ser protegida".

Mientras que la activista climática sueca Greta Thunberg, quien se encuentra en un viaje en yate a Nueva York, manifestó que “la guerra contra la naturaleza debe terminar”.

"Incluso aquí, en medio del océano Atlántico, me entero de la cantidad récord de incendios devastadores en la Amazonía. Mis pensamientos están con los afectados”, trinó la joven activista.

Le recomendamos: ​Las fotos engañosas de los incendios en la Amazonia

Las reacciones internacionales sobre los incendios en la selva amazónica también llegaron a Latinoamérica. El presidente de Colombia, Iván Duque, ofreció este jueves ayuda a Brasil para detener la "tragedia ambiental" causada el fuego y planteó que combatan los efectos del cambio climático y la deforestación junto a Ecuador y Perú.

"La tragedia ambiental en el Amazonas no tiene fronteras y debe llamar la atención de todos. Desde el Gobierno Nacional ofrecemos a los países hermanos nuestro apoyo para trabajar conjuntamente en un propósito que nos urge: proteger el pulmón del mundo", escribió en Twitter el presidente Iván Duque.

Los gobiernos de Chile y de Venezuela también manifestaron su interés de colaborar con la mitigación de los incendios en la Amazonía, de acuerdo con sus ministerios de Relaciones Exteriores.

La causa movilizó a figuras del espectáculo y el deporte, como Madonna, el actor Mark Hamill o el futbolista Cristiano Ronaldo.

"Los fuegos que devastan la Amazonía siguen ardiendo...  ¡¡¡Esto es la devastación de Brasil, de los pueblos indígenas que viven allí- y de las plantas y las especies animales de la más importante reserva de biodiversidad!!! por favor, presidente Bolsonaro", escribió Madonna en Instagram. La foto que difundió la cantante tampoco corresponde a incendios actuales en la zona: es de 1989.

Entre enero y el 21 de agosto se han registrado 75.336 focos de incendio en Brasil, un 84% más que en el mismo periodo de 2018, según datos del Programa de Quemas del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE). 

Le puede interesar: ​Por qué Bolsonaro es tan preocupante para el futuro de la Amazonia

Pero el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) ha culpado del fuerte incremento este año al avance de la deforestación en la Amazonía, una región crucial para controlar el cambio climático. De hecho, los incendios se deben a las quemas provocadas para deforestar un terreno, con el objetivo de convertirlo en área de pastoreo, o para limpiar áreas ya deforestadas, generalmente en la temporada seca, que debe acabar dentro de dos meses.

Diferentes ONG y ambientalistas han señalado al gobierno de Jair Bolsonaro como el culpable del aumento de la deforestación en su país. Desde que llegó a la presidencia en enero de este año, el ultraderechista ha promovido políticas que, según sus adversarios, han provocado un aumento importante en la deforestación.

De hecho, este mes Alemania y Noruega, países que invertían en proyectos de conservación en la Amazonía, anunciaron que suspenderían parte de sus subvenciones a iniciativas de protección de la selva, a raíz de la intensificación de la deforestación en Brasil desde la llegada al poder de Bolsonaro.

No obstante, Bolsonaro, un escéptico del cambio climático, remite en cambio los siniestros a la sequía y acusó a oenegés de tratar de crear una "psicosis ambiental", después de haber insinuado que algunas de ellas pudieron haber provocado intencionalmente algunos incendios.

"Esa psicosis ambiental no deja hacer nada. Yo no quiero acabar con el medio ambiente. Yo quiero salvar a Brasil", declaró el mandatario de ultraderecha, que preconiza la apertura de reservas indígenas y de zonas protegidas a actividades agropecuarias y a la minería.

 

877370

2019-08-22T17:52:05-05:00

article

2019-08-22T20:57:42-05:00

alagos_86

none

redacción internacional

El Mundo

Brasil bajo presión internacional por los incendios en la Amazonía

68

6531

6599