Brasil giró a la derecha y eligió a Bolsonaro como presidente

Con el 88% de los votos escrutados, Jair Bolsonaro es el presidente elegido por los brasileños para gobernar durante los próximos cuatro años. Cansados de la corrupción, los brasileños eligieron al candidato de la ultraderecha, con el 55% de los votos. La mala imagen del Partido de los Trabajadores ayudó al giro radical que da el país.

Jair Bolsonaro fue elegido por los brasileños como el próximo presidente de Brasil. EFE

Los brasileños votaron masivamente por el excapitán del Ejército, Jair Bolsonaro. Con el 88% de las urnas escrutadas, Bolsonaro gana la Presidencia de Brasil con el 55,70% de los votos frente a Haddad que obtuvo el 44%. 

El voto electrónico hizo que el conteo fuera muy rápido.  Bolsonaro, de 63 años, diputado desde 1991, logró capitalizar la decepción y la rabia de una población golpeada por años de recesión, estancamiento y hastiada de los escándalos de corrupción que salpicaron a todos los partidos tradicionales.

Fernando Haddad, profesor y exalcalde de Sao Paulo, de 55 años, fue designado candidato del Partido de los Trabajadores (PT) en sustitución de su líder histórico, el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010), que purga desde abril una pena de 12 años de cárcel por corrupción y lavado de activos.

 

Teresinha Kanzler Barbosa, una abogada jubilada de Brasilia, fue una de las miles de brasielñas que votó por Bolsonaro. "Tiene que haber un cambio en este país. Basta de siempre lo mismo. Bolsonaro es la opción de cambio y si Dios quiere será un buen presidente", afirmó.

En un centro de votación del acomodado barrio de Moema, en Sao Paulo, donde votó Haddad, la empresaria Ana Lúcia Gercici, de 51 años, está convencida de que el futuro de Brasil pasa por Bolsonaro. Y está decidida a irse a vivir a Italia si el vencedor es el candidato del Partido de los Trabajadores (PT) del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, encarcelado por corrupción.

"Las personas honestas, trabajadoras, se sienten demasiado defraudadas como para votar por un ladrón y no logramos entender por qué votan por un ladrón', exclama la empresaria, para quien el excapitán del Ejército podrá terminar con la corrupción y reactivar la economía de la principal potencia latinoamericana.

Ver más:¿Qué se juega Colombia si Bolsonaro queda elegido presidente de Brasil?​

La retórica inflamada de Bolsonaro, un defensor de la dictadura militar (1964-1985), conocido por sus comentarios ofensivos contra las minorías y sus planes de flexibilizar el porte de armas, ha electrizado esta campaña, marcada por los insultos y las agresiones.

Con la victoria de Bolsonaro, su gurú económico, Paulo Guedes, tratará de lanzar un programa de privatizaciones para reducir la deuda y reactivar la economía, que viene de dos años de recesión y dos más de débil crecimiento.

Ver más: ¿Un vicepresidente más radical que Bolsonaro?

Pero ante las resistencias en su propio campo, Bolsonaro aclaró que solo privatizará actividades periféricas de Petrobras o de Eletrobras.

Bolsonaro gobernará además con un Congreso con partidos debilitados por los escándalos y dominado por los lobbies conservadores del agronegocio, las iglesias evangélicas y los defensores del porte de armas.

Ver más: Este es el extremista vicepresidente de Bolsonaro

Quien resulte electo sustituirá el 1º de enero de 2019 al conservador Michel Temer, el presidente más impopular desde el retorno de la democracia, que asumió en 2016 tras la destitución de Dilma Rousseff, del PT, acusada de manipular las cuentas públicas.

Con información de AFP y EFE