Cancha de críquet y zoológico privado, la vida estrafalaria de políticos mexicanos

La polémica se desató luego de que se conocieran los predios de algunos políticos mexicanos, a los cuales se les investiga por haber usado recursos públicos para su construcción.

EFE

Un rancho con plaza de toros, cancha de críquet e incluso zoológico privado incautado en el oriental estado mexicano de Veracruz demuestra la vida de lujos que mantenía el entorno del exgobernador Javier Duarte (2010-2016), arrestado y procesado por delincuencia organizada.

El rancho "La Cartuja", que está a nombre de Miguel Bermúdez, hermano de Arturo Bermúdez, secretario de Seguridad Pública del estado durante el mandato de Duarte, fue intervenido por la Fiscalía de Veracruz, que investiga si el inmueble fue construido con dinero público.

El actual gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, informó el lunes que cuenta con asesoramiento jurídico para recuperar inmuebles adquiridos de forma ilícita por la familia Bermúdez, el propio Duarte y altos funcionarios de su Administración.

"Lo que hicieron en contra de Veracruz es brutal; cada día aparecen más y más bienes. Hemos puesto énfasis en recuperar bienes en efectivo e inmuebles", declaró Yunes, del conservador Partido Acción Nacional (PAN).

(Le puede interesar: Este niño le ‘canta la tabla’ a los políticos corruptos en México)

En "La Cartuja", cuyo precio asciende a más de 40 millones de pesos mexicanos (2,2 millones de dólares), había cinco casas, tres edificios, una capilla, una plaza de toros, una cancha de fútbol, una de bádminton y una de críquet, además de un lago artificial, caballerizas, un zoológico y un invernadero.

También encontraron una motocicleta, 10 caballos, 8 llamas, 4 perros, 2 gatos, 20 patos y 3 pavos reales, así como drogas y armas de fuego.

El pasado febrero, Arturo Bermúdez fue arrestado junto con otros 18 exfuncionarios, entre exjefes policiacos y agentes de la Secretaría de Seguridad Pública, por la desaparición forzada de 15 personas durante el Gobierno de Duarte.

Duarte pidió licencia para dejar su cargo el 12 de octubre de 2016, 48 días antes del fin de su mandato, supuestamente para hacer frente a las acusaciones de corrupción en su contra, pero inmediatamente se convirtió en prófugo de la Justicia.

Un juez mexicano emitió el 14 de octubre una orden de captura en su contra por su probable responsabilidad en delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero). Ese mismo mes fue expulsado del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI). Fue arrestado el 15 de abril de 2017 en Guatemala y extraditado a México.

746914

2018-03-27T19:24:11-05:00

article

2018-03-27T19:27:30-05:00

alagos_86

none

EFE

El Mundo

Cancha de críquet y zoológico privado, la vida estrafalaria de políticos mexicanos

85

2803

2888