Canciller da un balance sobre los primeros 100 días de política exterior en el gobierno Duque

Carlos Holmes Trujillo destacó las acciones diplomáticas que se han tomado para afrontar la crisis migratoria venezolana y afirmó que el país continuará participando del Grupo de Lima y en la Alianza del Pacífico.

AFP

El Ministro de Relaciones Exteriores de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, ofreció este jueves en Santiago de Chile un balance sobre los primeros 100 días de la política exterior de Colombia en el gobierno del Presidente Iván Duque.

En su intervención, durante una conferencia en el Consejo Chileno para las Relaciones Internacionales CCRI explicó que, en materia de política exterior, Colombia "hablará con claridad y franqueza con el resto del mundo".

“Así lo hemos venido haciendo desde el pasado 7 de agosto:  sin ocultar nuestras preocupaciones ni los problemas que enfrentamos, pero expresando nuestra firme voluntad para atenderlas y resolverlos, y con la convicción de que, al hacerlo, estaremos contribuyendo a una mejor gobernanza internacional”, dijo el Ministro. 

Puede leer: Colombia tendrá más embajadores de carrera diplomática: Cancillería

Durante estos primeros 100 días, la Cancillería ha tenido que lidiar, entre otras cosas, con el reconocimiento del estado de Palestina por el gobierno colombiano, el retiro del país de la Unasur y el agravamiento de la crisis migratoria venezolana, que ha obligado a buscar soluciones conjuntas con los demás países de la región. 

Pero además de estos temas, a la Cancillería también le ha tocado desmentir los rumores de una supuesta intervención militar en Venezuela, los cuales crecieron en los últimos meses por múltiples factores, dentro de los que se destacan unas declaraciones del embajador de Colombia en Estados Unidos, Francisco Santos, cuando se estrenaba como jefe de la misión diplomática en Washington y la decisión de no firmar un documento construíio por el Grupo de Lima que censuraba una posible invasión en el futuro.

De hecho, hace poco el Canciller tuvo que "jalarle las orejas" a los miembros de las misiones diplomáticas colombianas luego de que una periodista del diario brasileño Folha de S.Paulo citara a una alta fuente diplomática colombiana en Estados Unidos que afirmó que el Gobierno de Colombia apoyaría al recién electo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, si intentara una aventura militar contra Venezuela. 

Le recomendamos: El "jalón de orejas" del canciller por declaraciones sobre intervención en Venezuela

“Estamos comprometidos con un multilateralismo eficaz; que actuamos con solidaridad y responsabilidad como miembros de la comunidad internacional; que nos tomamos en serio la democracia y los derechos humanos; que seguiremos avanzando en la estabilización y la consolidación de la convivencia en Colombia; y que nuestra acción internacional reflejará nuestros propios esfuerzos para seguir construyendo país como lo hemos venido haciendo durante los doscientos años de nuestra vida independiente”, dijo en su intervención el canciller Trujillo.

A propósito de su visita a Chile, el jefe de la diplomacia colombiana también afirmó que se seguirá avanzando en la ruta de la Alianza del Pacífico, “para apuntalar el crecimiento de nuestra economía, fortalecer el vínculo comercial y político con nuestros tres socios, y proyectar a Colombia en la cuenca del Pacífico”.

Además, el Canciller expuso las líneas de acción frente a la crisis de la migración proveniente de Venezuela, por lo que aseguró que Colombia seguirá actuando, de manera concertada con otras naciones, incluyendo Chile, mediante todas las herramientas diplomáticas y todos los recursos políticos disponibles, de conformidad con el derecho internacional”.

Trujillo confirmó que Colombia seguirá participando activamente en el Grupo de Lima, cuyo grupo de coordinadores se reunió en Bogotá la semana pasada, con el fin de estudiar el curso de acción que adoptaremos a partir del 10 de enero de 2019, cuando se renueve la investidura del régimen venezolano con base en el resultado del evento electoral del pasado 20 de mayo, “cuya legitimidad y credibilidad no reconocemos ni vamos a reconocer”.