Canciller francés, demandado por no repatriar a hijos de miembros del Estado Islámico

Familiares de mujeres e hijos de miembros del Estado Islámico, hoy retenidos en campos kurdos en siria, denunciaron al ministro de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drien, por omisión de socorro.

Este es el campamento en Siria en donde están las esposas extranjeras e hijos de miembros del Estado Islámico.AFP

Familiares de mujeres e hijos de yihadistas del Estado Islámico (EI) retenidos en campos kurdos en Siria denunciaron al ministro de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drien, por omisión de socorro al considerar que no hace nada para repatriarlos, confirmó a Efe este lunes el abogado de los denunciantes.

Las denuncias, depositadas en julio y septiembre ante el Tribunal de Justicia de la República, destinado a juzgar delitos cometidos por ministros durante sus mandatos, son analizadas para determinar si se admiten a trámite.

Ver más: Los niños que sólo han conocido la guerra 

"La denuncia se dirige directamente al ministro por no haber asistido a estos niños", explicó a Efe uno de los abogados, Henri Leclerc.

Según este letrado, los familiares están desesperados porque la situación no ha cambiado en los últimos meses, pese a su insistencia, y recordó que uno de los niños presentes en uno de los campos, donde las condiciones son "espantosas", murió recientemente.

"La actitud del Gobierno es la de decir que no pueden hacer nada. Es una decisión política", añadió.

En 2018, los familiares se agruparon en el Colectivo Familias Unidas, desde el que luchan por la repatriación de los menores.

Ver más: Las tristes imágenes de ñiños en campamentos sirios 

El Gobierno francés solo ha aceptado estudiar los casos de forma individual, una postura que, según los abogados, deja a las madres y niños de yihadistas en una situación de riesgo.

Desde 2014, unos 1.700 franceses se unieron a las filas del EI y el Gobierno francés estima que unos 1.200 están en la zona, entre ellos menores.

En junio pasado, 12 huérfanos, hijos de franceses que estaban en manos de las autoridades kurdas, fueron repatriados a Francia. 

Otras demandas

En mayo se presentaba la primera demanda contra el gobierno francés. Los abuelos de dos niños que se encontraban varados en un campamento en Siria junto a su madre, llevaron su queja ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (ECHR, por sus siglas en inglés) considerando que el gobierno francés está vulnerando deliberadamente los derechos de esos niños al negarse a tomarlos de nuevo en el país.

El niño de cuatro años y la niña de tres, nacidos en Siria, forman parte de los aproximadamente 500 hijos de ciudadanos franceses que se unieron al llamado “califato” del Estado Islámico.

Según mencionaron los abogados de los abuelos Marie Dosé y Henri Leclerc en un comunicado, con su medida, el gobierno francés “está exponiendo” a los niños “de manera consciente y deliberada a tratamientos inhumanos y degradantes”.

 

881319

2019-09-16T07:57:39-05:00

article

2019-09-16T07:58:08-05:00

alagos_86

none

- Redacción Internacional con información de EFE

El Mundo

Canciller francés, demandado por no repatriar a hijos de miembros del Estado Islámico

87

3578

3665