Caso Diana Quer, el crimen que tiene en vilo a España

Está próximo a conocerse el resultado de la autopsia del cuerpo de la joven madrileña de 18 años, desaparecido durante más de un año.

Volante de búsqueda de Diana Quer, quien desapareció en agosto de 2016 y cuyo cadáver fue hallado el 31 de diciembre de 2017. Radiotelevisión del Principado de Asturias

En los próximos días se conocerán los resultados de la autopsia al cuerpo de Diana Quer, la madrileña de 18 años que murió en la madrugada del 21 al 22 de agosto de 2016 en la localidad coruñesa de Puebla del Caramiñal y cuyo cuerpo fue encontrado el 31 de diciembre pasado.

(Lea: El enigmático caso Diana Quer, desaparecida en 2016 y hallada el 31 de diciembre muerta)

El resultado determinará si la joven fue agredida sexualmente, lo que significaría prisión preventiva permanente (la máxima pena privativa en el Código Penal español) para confeso autor del crimen, José Enrique Abuín Gey ‘El Chicle’.

El cadáver de Diana Quer fue hallado sin ropa y sumergido con ladrillos en un depósito de agua de una antigua fábrica del municipio de Rianjo, comunidad autónoma de Galicia.

Un informe preliminar detalló que en la muerte de la joven hubo una intencionalidad criminal, descartando un supuesto atropellamiento, hipótesis que mantiene Abuín, puesto que los primeros indicios no encontraron traumatismos.

La Unidad de Antropología Forense del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga) avanza en la investigación.

‘El Chicle’ no declarará hasta tanto no se conozcan los resultados de la autopsia, según informó su abogado el penalista José Ramón Sierra, quién por su parte notificó que de comprobarse indicios de agresión sexual, abandonará el caso. "Lo hemos dicho muchas veces y sí", reiteró Sierra.

“Nosotros solo sabemos lo que nos dice él, que es que la muerte de la chica se produjo por un accidente con un automóvil”, dijo el jurista especificando que como defensa espera que esta versión sea cierta. Su decisión se conocería este lunes.

La pieza clave que cambió el rumbo de la investigación

El caso empezó el 22 de agosto de 2016, durante las Fiestas do Carme dos Pincheiros, en la localidad coruñesa de A Pobra do Caramiñal. Diana salió con sus amigas durante la noche del día 21, pero nunca regresó con su familia. Al día siguiente, su madre denunció la situación.

Desde entonces, se dispuso un intenso operativo de búsqueda, sin mayores resultados. Pero fue una denuncia de un caso aparte el que le dio un giro a la investigación: un intento de agresión a una joven el 25 de diciembre y que guardaba detalles similares a lo sucedido con Diana. En este hecho también estaba involucrado El Chicle, quien había sido interrogado tiempo atrás por la desaparición de Quer, pero que no había sido declarado como sospechoso por la falta de indicios.

No obstante, gracias a la denuncia de la joven las autoridades pusieron su mirada de nuevo en El Chile. Después de comparar matrículas de vehículos, testimonios y otra serie de elementos probatorios, el hombre se vio acorralado y confesó lo que había hecho. Abuín informó a los investigadores el lugar donde estaba el cuerpo de la madrileña.

Otra de las pistas que ayudó a esclarecer el crimen de Diana fue su teléfono celular. Por un lado, porque el día de su desaparición se registró gracias al GPS un movimiento a gran velocidad, con lo que podía deducirse que iba en un vehículo. El otro dato clave fue su último mensaje de Whatsapp, conocido tras hallarse el móvil a mediados de octubre en la misma zona donde había perdido señal al quedarse sin batería, en el que le decía a unas amigas de Madrid que durante su regreso a casa a pie alguien la habría intimidado diciéndole “morena ven aquí”.

Abuín o El Chile, de quien se definirá su situación después de los resultados de la autopsia, tenía antecedentes penales por narcotráfico y por agresión sexual. El hombre permanece en la prisión coruñesa de Teixeiro.