Cataluña, ¿lo peor está por venir?

A una semana de las elecciones, encuestas vaticinan un escenario de ingobernabilidad en la región independentista.

Las manifestaciones hace unas semanas en Cataluña, cuando la crisis llegó al punto más grave. AFP

La dificultad de encontrar mayorías para gobernar es el escenario que vaticinan las diferentes encuestas a una semana para las elecciones en la región de Cataluña, con dos bloques igualados y diferenciados por su actitud ante el independentismo.

El pasado 27 de octubre, horas después de que el Parlamento autonómico aprobara una ilegal declaración de independencia, el Gobierno español, con el aval del Senado, destituyó al Gabinete catalán y convocó comicios para el próximo 21 de diciembre.

(Le puede interesar: Los otros intentos de independencia)

Los sondeos publicados ya en campaña apuntan que las fuerzas secesionistas (ERC, Juntos por Cataluña y los antisistema de la CUP) pierden la mayoría absoluta que tuvieron en la anterior legislatura y que los partidos defensores de la Constitución (Ciudadanos, Partido Socialista de Cataluña y Partido Popular de Cataluña) mejoran en conjunto, pero sin alcanzar una mayoría alternativa.

Los vetos que unos y otros se arrojan hace difícil prever la configuración de un gobierno y la fuerza que puede tener una papel decisivo, la coalición de izquierdas Catalunya en Comù, no es independentista aunque aboga por una consulta de autodeterminación auspiciada por el Estado.

El hecho de que sea de izquierdas la aleja de las posiciones de Ciudadanos (liberales) y PPC (centroderecha).

El presidente regional

El destituido presidente regional Carles Puigdemont (Juntos por Cataluña), que está en Bruselas desde hace semanas y sobre el que pesa una orden judicial de detención por rebelión si pisa España, tiene uno de sus valedores en el exconsejero Josep Rull, quien hoy pidió un apoyo "muy sólido" para investir a su líder y hacer así "difícil" que sea detenido cuando regrese de Bélgica.

Mientras Puigdemont está en Bruselas, su exvicepresidente y candidato por ERC Oriol Junqueras, permanece en una cárcel madrileña por lo que no pueden hacer una campaña electoral convencional.

La situación de estos candidatos polariza la campaña y ha llevado al aspirante socialista, Miquel Iceta, a plantear la hipótesis de pedir su indulto si es elegido presidente regional.

Iceta, que se presenta como un político transversal capaz de hacer entender a unos y otros, se ha llevado hoy numerosas críticas de ambas partes, de modo que aleja el eventual respaldo de Ciudadanos y PPC sin lograr el acercamiento de los soberanistas.

En el plano judicial, el Tribunal Supremo español citó hoy para el próximo 11 de enero a tres destacados secesionistas catalanes encarcelados para tomarles declaración de nuevo, tal como habían solicitado después de que algunos de sus correligionarios quedaran en libertad bajo fianza.

(Le puede interesar: ¿Quién es Carles Puigdemont)

El pasado 4 de diciembre el juez Pablo Llarena dejó en libertad a seis antiguos consejeros del Gobierno regional catalán, pero dejó en prisión al exconsejero de Interior Joaquim Forn y a Oriol Junqueras por considerar que su salida podía llevarles a reiterar el delito, con consecuencias graves.

Previamente a los consejeros estaban en la cárcel los líderes de dos asociaciones independentistas, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, por el supuesto delito de sedición.

Ellos dos y Forn podrán acudir de nuevo ante el juez por su modifican alguna declaración anterior que cambie su situación procesal.

Seguridad en elecciones

Mientras tanto, el Gobierno español, que el 27 de octubre asumió temporalmente las competencias ejercidas por el autonómico catalán, garantizó que los comicios del día 21 se celebrarán con seguridad y sin eventuales injerencias externas.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, compareció en el Congreso de los Diputados para admitir la preocupación compartida por la ciberseguridad, así como la necesidad de reforzar los mecanismos de defensa.

(Le puede interesar: Europa y la crisis catalana)

Avanzó que varios departamentos del Ejecutivo central y los expertos en seguridad informática del Centro Nacional de Inteligencia en colaboración con la empresa encargada del recuento del 21D, trabajan para preservar la seguridad de los comicios.

Durante el proceso soberanista catalán las autoridades españolas detectaron que desde territorio ruso y venezolano se habían emitido mensajes a través de internet en respaldo a los independentistas.