Catorce muertos en protestas en India tras la condena de un gurú por violación

Se trata de Gurmeet Ram Rahim Singh, jefe espiritual de 50 años que está al frente de la secta Dera Sacha Sauda y que es acusado de abusar sexualmente de dos mujeres.

AFP

Catorce personas murieron este viernes en el norte de India en unas violentas manifestaciones después de que un gurú fuera condenado por la violación de dos fieles, indicó una fuente médica.

"Catorce personas murieron y 80 resultaron heridas", indicó un responsable del hospital de la ciudad de Panchkula, en el norte de India, que pidió el anonimato. Un primer balance de la policía daba cuenta de cuatro fallecidos.

Decenas de miles de personas se habían reunido en Panchkula cuando un tribunal especial declaró culpable al jefe espiritual Gurmeet Ram Rahim Singh de la violación de dos mujeres. 

Según un periodista de la AFP en el lugar, los policías lanzaron gas lacrimógeno y emplearon cañones de agua frente a una multitud de manifestantes que lanzaban piedras y que habían atacado dos camiones de la televisión, volcando uno de ellos. 

"El tribunal ha declarado culpable a [Gurmeet] Ram Rahim Singh de violación", confirmó por teléfono a la AFP el fiscal Harinder Pal Singh Verma, tras una audiencia a puerta cerrada. 

La pena del hombre, detenido, será anunciada el 28 de agosto, según medios locales. 

El gurú, que cuenta con numerosos seguidores en el estado de Haryana (norte), donde dirige una corriente espiritual, asegura tener millones de adeptos en todo el mundo. 

La víspera del veredicto, las autoridades indias habían reforzado la seguridad en la región, desplegando 15.000 efectivos, a causa de la afluencia de miles de fieles. 

Además, se habían preparado tres estadios por si había que llevar allí a eventuales causantes de disturbios, según responsables locales. 

Ostentoso 

Con su gusto por la ropa llamativa y las joyas, este jefe espiritual de 50 años está al frente de la secta Dera Sacha Sauda. 

En 2002, el ex primer ministro indio Atal Biahri Vajpayee recibió un correo anónimo en el que una mujer acusaba a este gurú de haberla violado, a ella y a otras adeptas de la secta. 

La Oficina Central de Investigación (CBI Central Bureau of Investigations) necesitó años para encontrar a las presuntas víctimas, quienes no depusieron una denuncia hasta 2007.

No es la primera vez que Gurmeet Ram Rahim Singh protagoniza una polémica. En 2015, fue acusado de haber animado a 400 de sus discípulos a castrarse para acercarse a Dios. Además, fue procesado en el marco de la investigación del asesinato de un periodista en 2002. 

'Mensajero de dios'

Los seguidores concentrados en Panchkula manifestaron su apoyo a Gurú antes del veredicto, algunos aseguraban que este les había ayudado a superar su alcoholismo.

"Formé parte del movimiento Dera [Sacha Sauda] durante dos décadas y en todo ese tiempo no bebí ni una gota", explicó Gajendere Singh, de unos 60 años.

La actividad de Gurmeet Ram Rahim Singh enfureció a numerosos jefes religiosos de India, principalmente sijs, que consideraban que el gurú insultaba y denigraba su fe. 

En el estado del Penjab (este), de mayoría sij, se organizaron manifestaciones en 2015 con motivo de la aparición del gurú en una película llamada "MSG: el mensajero de dios", donde se le veía haciendo milagros y predicando delante de miles de fieles. 

Gurmeet Ram Rahim Singh se desplazó hasta el tribunal, desde su ciudad natal, en un importante convoy de más de 100 vehículos, según medios indios.

Imágenes de la televisión mostraban a files en las calles, la mayoría de ellos sollozando sin poderse controlar.