Cerca de US$153.000 millones habrían sido enviados en remesas

Cien millones de razones por las que llegan los venezolanos

La hiperinflación en Venezuela es una de las principales causas de la llegada a Colombia de ciudadanos de ese país. Un salario mínimo nuestro equivale a más de 60 en Venezuela.

Venezolanos reciben alimentos en la Casa de Paso Divina Providencia, en Cúcuta. AFP

El miércoles de la semana pasada el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció la salida al mercado del billete de cien mil (100.000) bolívares, pero hace menos de un año el billete de más alta denominación era el billete de cien (100) bolívares, el cual fue reemplazado a finales del año pasado por el billete de veinte mil (20.000) bolívares. Una cruda evidencia del deterioro económico que vive Venezuela.

Hace más o menos una década, Colombia y Venezuela tenían como billetes de máxima denominación el billete de cincuenta mil (50.000) pesos, el de Jorge Isaacs que salió a circulación por el año 2000, y el billete de cincuenta mil (50.000), bolívares el de José María Vargas, uno de los pocos presidentes venezolanos civiles del siglo XIX, que empezó a circular por el año 2006. Poco después, el gobierno de Hugo Rafael Chávez Frías decidió quitarle los tres ceros al papel moneda, arguyendo la necesidad de simplificar las transacciones económicas y dando vida al llamado “bolívar fuerte”.

Los colombianos continuamos usando el billete de cincuenta mil pesos de Jorge Isaacs, y ahora se suma el de Gabriel García Márquez, el cual aún algunos conductores del servicio público se niegan a recibir alegando que no tienen “vueltas” o cambio. Actualmente el de mayor denominación es el mítico billete de cien mil (100.000) pesos, el de Carlos Lleras Restrepo, que aún la mayoría de ciudadanos no ha conocido.

(Lea también: Tres cosas por las que Maduro va a ganar en las urnas)

La variación de un año a otro de un billete de cien pasando por uno de veinte mil hasta un billete de cien mil, palidece al sumarle los tres ceros que le quitó hace 10 años al bolívar el chavismo. El nuevo billete de los venezolanos sería un billete de cien millones (100’000.000) de bolívares de hace una década.

La crisis económica es para los venezolanos uno de los mayores incentivos para abandonar el país. El acelerado deterioro de la capacidad adquisitiva no se recupera ni con los seis incrementos del salario mínimo en lo que va corrido del año, para un total del 403 % desde diciembre de 2016.

Pero la crisis no solamente afecta a Venezuela: según Migración Colombia, 470.000 ciudadanos venezolanos se encuentran en nuestro país. Haciendo cuentas alegres, si cada uno de ellos envía por lo menos un millón de pesos a sus familiares o amigos en el vecino país para paliar la crisis, ello significa que han salido de nuestra economía 470.000 millones de pesos, que en dólares son más de 153 millones (TRM 6/11/2017) y en bolívares serían 7”112.314’527.240 al realizar el cambio en el mercado negro (dolartoday.com 6/11/2017). Lo cual es escalofriante si tenemos en cuenta que el presupuesto nacional de Venezuela para el 2017 fue de 8”479.301’860.837, según Transparencia Venezuela. En otras palabras, un venezolano que en Colombia se gana el salario mínimo, se ganaría un poco más de 62 salarios mínimos venezolanos, incluido el último aumento de la semana pasada.

Escucha"El difícil arte de migrar" en Spreaker.

Mientras la crisis venezolana continúe profundizándose, sus ciudadanos tomarán la decisión de cruzar la frontera para buscar las oportunidades que su país les niega. Entretanto, de este lado de la frontera, la respuesta de los candidatos presidenciales: “Es un problema de los venezolanos que ellos deben resolver y pugnamos por una salida negociada”, se queda corta ante la importante cantidad de capital que sale sin ser registrado de nuestra economía con dirección a Venezuela.

* Politólogo, internacionalista y Mg. CP, profesor e investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario y presidente de la Fundación Surcontinente. @ronalfrodriguez