Colombia participaría en ejercicios militares en Corea

De acuerdo con el Pentágono, siete países incluido Colombia, participarán en maniobras militares conjuntas con Estados Unidos. Algo que puede exacerbar la tensión en la península coreana.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, reunido con el alto mando militar de su país.AFP

Tras las recíprocas amenazas militares entre Corea del Norte y Estados Unidos, la atención del planeta se centra la próxima semana en las maniobras militares anuales de Washington y Seúl en Corea del Sur, que según los analistas pueden exacerbar aún más la tensión.

Pyongyang probó dos misiles balísticos intercontinentales (ICBM) en julio, con suficiente alcance para llegar a buena parte del continente norteamericano. Como reacción, el presidente estadounidense Donald Trump amenazó con desencadenar "fuego y furia" contra el Norte.

A ello replicó Pyongyang prometiendo disparar una salva de misiles hacia el territorio estadounidense de Guam, en el Pacifico. El dirigente norcoreano Kim Jong-Un suspendió esta semana dicho proyecto, pero advirtió que su ejecución dependería del comportamiento de Washington.

La reacción del Norte al ejercicio militar conjunto llamado "Ulchi Freedom Guardian" (UFG), que empieza el lunes, será por tanto esencial.

Estas maniobras anuales, que usan el nombre de un general que defendió el antiguo reino coreano frente al invasor chino, congregan a 50.000 soldados surcoreanos y 17.500 militares, que se entrenarán para proteger a Corea del sur de un ataque norcoreano, precisó el viernes el ministerio surcoreano de Defensa.

Para Pyongyang, estos ejercicios son un provocador ensayo de la invasión de su propio territorio. Cada año, Corea del norte esgrime la amenaza de represalias militares.

El proyecto de disparos contra Guam -estratégica base de Estados Unidos en la ruta hacia Asia- volverá a considerarse si Washington "persiste en sus acciones irresponsables y peligrosas" advirtió Kim Jong-Un.

Colombia, en el grupo

De acuerdo con un comunicado del Pentágono "siete países decidieron unirse a los ejercicios en Corea que comienzan el lunes: Australia, Canadá, Colombia, Dinamarca, Nueva Zelanda, Países Bajos y Reino Unido", entre otros.

Colombia y Corea del Sur mantienen un estrecho vínculo militar debido a que el primero fue el único país latinoamericano que luchó del lado de las fuerzas de Estados Unidos y la ONU en la Guerra de Corea (1950-1953).

En aquel conflicto, en el que también intervinieron tres fragatas de la Armada del país andino, el Batallón Colombia envió 5.314 soldados de los que 143 murieron y sumó otros cientos de heridos y prisioneros y desaparecidos.

De hecho, el 27 e julio de este año,  se llevó a cabo una ceremonia especial en reconocimiento a los veteranos de la guerra de Corea que hace 66 años llevaron a la gloria eterna al mítico Batallón Colombia.

La ceremonia fue presidida por el Ministro de Defensa Nacional, Luis Carlos Villegas y contó con la asistencia de la cúpula militar y policial; allí se realizó una ofrenda floral para los valerosos militares que lucharon desde colinas de Old Baldy junto a los soldados coreanos por la defensa de la democracia de la República de Corea.

Efectos de los ejercicios

Analistas temen que estas maniobras echen más leña al fuego. "Temo que (los norcoreanos) lleven a cabo su proyecto cuando empiecen las maniobras" afirma James Acton, especialista de armas nucleares en el Carnegie Endowment for International Peace.

El Norte ha exigido varias veces el cese de estos ejercicios a gran escala entre los dos aliados, y ha propuesto a cambio una congelación de sus programas nuclear y balístico.

A principios de los años 1990, Seúl y Washington aceptaron anular sus maniobras bautizadas "Team Spirit", a cambio de la luz verde de Pyongyang para dejar inspeccionar sus instalaciones nucleares secretas. Pero el Norte reanudó poco después su programa nuclear.

Para el presidente surcoreano, Moon Jae-In, las maniobras militares apuntalan su promesa de "evitar a cualquier precio la guerra", subraya Choi Kang, del Instituto Asan.

"Seúl va a decir que las tensiones actuales justifican aún más una alianza fuerte y una cooperación militar estrecha" con Estados Unidos, agrega. Sin embargo, los 17.500 soldados estadounidenses anunciados por Seúl suponen una baja respecto a los 25.000 GI's presentes en la edición de 2016.

El Espectador contactó a la oficina de prensa de la Cancillería colombiana para preguntar sobre el tema pero no obtuvo respuesta. 

 

últimas noticias