Colombia responde a críticas internacionales sobre violencia en el Paro Nacional

Noticias destacadas de El Mundo

La Cancillería colombiana respondió a las críticas por parte de la comunidad internacional que condenó el uso excesivo de la fuerza policial contra los manifestantes en el país.

Frente a las críticas por parte de la comunidad internacional que condenó el uso excesivo de la fuerza policial contra los manifestantes en Colombia, la Cancillería informó que fue convocada para este 5 de mayo, de manera conjunta con el Ministerio de Defensa, una reunión “con el cuerpo diplomático acreditado en el país para informar de manera integral sobre el desarrollo de la situación que se está afrontando”.

Le puede interesar: Desde Estados Unidos le piden al gobierno colombiano moderar respuesta al paro

“La Cancillería reafirma en forma contundente que Colombia es un Estado de Derecho con instituciones democráticas sólidas y garantes de los derechos de los ciudadanos, incluido el de la vida de todas las personas y de la movilización pacífica”, se lee en la cuenta de Twitter de la Cancillería.

La reacción de la comunidad internacional

Las denuncias por el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía durante la jornada del Paro Nacional y las manifestaciones en varias ciudades de Colombia despertaron la preocupación en Estados Unidos.

Este martes, Jalina Porter, portavoz adjunta del Departamento de Estado, expresó en un comunicado que EE. UU. “está sumamente entristecido por la pérdida de vidas durante las protestas en toda Colombia en los últimos días”. Señaló que “en todo el mundo, los ciudadanos en países democráticos tienen el incuestionable derecho a protestar pacíficamente. La violencia y el vandalismo son un abuso de ese derecho”.

Le puede interesar: ONU y Unión Europea condenan exceso de fuerza contra manifestantes en Colombia

Porter señaló que “instamos a la máxima moderación por parte de la fuerza pública para evitar más pérdidas de vidas. Reconocemos el compromiso del Gobierno de Colombia de investigar las denuncias de excesos judiciales y abordar cualquier violación de los derechos humanos”. El Departamento de Estado de EE. UU. en su comunicado pide apoyar esfuerzos para un diálogo político.

Una de las primeras reacciones sobre la situación de Colombia vino de parte del representante demócrata Jim McGovern, quien señaló en su cuenta de Twitter estar “profundamente preocupado por la brutal respuesta de la Policía Nacional de Colombia (PNC) a las protestas pacíficas durante el fin de semana”.

A la advertencia sobre la violencia en medio de las protestas, se sumaron organizaciónes como la Unión Europea (UE) y la Organización de Naciones Unidas (ONU). “La UE condena los actos de violencia, que apuntan contra los derechos legítimos a manifestarse, a la libertad de reunión y de expresión. Es muy importante que se respeten estos derechos”, dijo el portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior, Peter Stano.

Le puede interesar: México, EE. UU. y otros países donde los colombianos se sumaron al Paro Nacional

Además de estos pronunciamientos, la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la OEA publicó un comunicado en el que expresó “su profunda preocupación por los casos de uso desproporcionado de la fuerza pública que se han registrado en el marco de las movilizaciones y protestas que desde el 28 de abril se adelantan en el país”.

Por otro lado, Amnistía Internacional hizo un llamado a las autoridades “a garantizar el derecho del pueblo colombiano a manifestarse pacíficamente y recuerda al presidente Iván Duque que desplegar a las Fuerzas Armadas en el control de manifestaciones solo incrementa el riesgo de que se cometan más violaciones de derechos humanos y crímenes de derecho internacional”.

“Las autoridades colombianas deben investigar de forma rápida, independiente e imparcial todas las denuncias de uso excesivo e innecesario de la fuerza contra manifestantes, que ha dejado como saldo docenas de personas muertas y heridas, detenciones arbitrarias, actos de tortura y violencia sexual, y denuncias de personas desaparecidas. Asimismo, deben respetar la libertad de expresión y de prensa y garantizar que quienes ejercen el periodismo puedan cubrir los hechos de manera segura,” dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Comparte en redes: