¿Cómo es ser mujer soldado en Corea del Norte?

Durante 9 años, Lee See Yeon trabajó como sargento en una unidad de comunicación cercana a la frontera con Corea del Sur. Después de años de silencio, habló con BBC mundo.

AFP

En el 2009, Lee See Yeon, soldado norcoreana de 41 años, decidió desertar de su país. Recientemente, habló con la prensa para contar las experiencias que vivió dentro de la milicia y que son particularmente abusivas con las mujeres.

(Le puede interesar: Negociar con Corea del Norte es "una pérdida de tiempo"?)

"El comandante de la compañía se quedaba en su habitación en la unidad hasta tarde y violaba a las mujeres soldados que estaban bajo su mando. Esto pasaba una y otra vez, sin fin", comentó Yeon a pesar de no haber sido víctima directa

Después de seis meses de entrenamiento, “de seis meses a un año”, contó Yeon, las mujeres dejaban de tener la menstruación “debido a la malnutrición y el ambiente estresante".

 "Las mujeres decían que estaban contentas por no tener sus períodos. Decían que estaban contentas porque la situación era tan mala que tener sus períodos la hubiera hecho aún peor" al interior de la milicia, le dijo Yeon a BBC.

En su época no estaba obligada a prestar el servicio militar, pero en vista de la hambruna que vivió Corea del Norte en los años 90 y que tenía a su familia al borde del colapso, Yeon decidió vestir el uniforme y salvarse de la desnutrición.

"Sudábamos bastante. El colchón donde dormíamos estaba hecho de cascarilla de arroz, así que el colchón se quedaba impregnado de todo el olor corporal. No está hecho de algodón. Como era cascarilla de arroz, el olor del sudor y de otras cosas se queda ahí. No es muy agradable", recuerda.

Las mujeres debían, además del entrenamiento que hacían todos, desarrollar labores en la limpieza y la cocina.

Corea del Norte promueve y aplica el servicio militar más largo del mundo. Las mujeres norcoreanas deben pasar al menos siete años en el ejército, y los hombres diez años.

Aproximadamente, el 40% de las mujeres de entre 18 y 25 años integran las fuerzas militares actualmente. Como desde hace dos años el servicio militar se volvió obligatorio para las mujeres, se espera que la cifra siga en aumento.