Como no tiene ni hijos ni marido, la critican por lanzarse a la política

En Nueva Zelanda, la recién nombrada jefa del partido opositor es una mujer que ha sido atacada por no cumplir con el molde.

Jacinda Adern. / Partido Laborista de Nueva Zelanda.

Ella es la candidata del Partido Laborista a las próximas elecciones. Y la cabeza del mismo. Se llama Jacinda Adern y ha hecho una carrera maratónica. Desde los 17 años se unió a su partido, fue destacada en el foro Económico Mundial en el 2014 por su liderazgo, fue la directora de una ONG, ha ganado dos elecciones parlamentarias y ha escalando rápidamente posiciones políticas. Pero en entrevistas no le preguntan por eso, sino por los hijos y el matrimonio.

Desde que fue nombrada como presidenta de su partido, Adern ha enfrentado una serie de entrevistas y debates dónde los comentarios suelen estar ligados con su vida personal.

El canal TV3 fue de los primeros en entrevistarla y, de entrada, le puso el tema de la maternidad. Ella respondió amablemente, diciendo que sabía que su dilema era similar al de muchas mujeres que querían tener una vida profesional exitosa. Sin embargo, ante la insistencia del periodista, Adern tuvo que pronunciarse.

"Es totalmente inaceptable decir en 2017 que las mujeres deben responder a esta pregunta en su lugar de trabajo. La elección del momento de tener hijos pertenece a las mujeres. Esto no debe determinar el hecho de conseguir un trabajo o no".

En efecto, mientras los otros candidatos reciben preguntas sobre sus propuestas y conexiones políticas, las de Adern recibe siempre son de este estilo:

"La pregunta de si quiere tener hijos es una pregunta legítima. Si eres un empresario también lo necesitas saber porque legalmente tienes que pagar una baja por maternidad. Así que la cuestión es, ¿está bien que una primera ministra pueda coger una baja de maternidad mientras está en el cargo?", le preguntó el jugador de cricket Mark Richardson en una entrevista radial.

Adern agregó que el hecho de que ella haya sido abierta con su vida personal no significa que “ninguna otra mujer, en estos tiempos y a esta edad, deba hacer lo mismo”-

Según informó France Presse, Jackie Blue, comisionada de Human Rights Watch en Nueva Zelanda, se pronunció asegurando que este tipo de preguntas "violan la ley sobre los derechos humanos".

Cientos de personas la han apoyado en redes sociales, entre ellos, ex primera ministra de Nueva Zelenda, Helen Clark: “Ridículo en el siglo XXI las mujeres en posiciones de liderazgo estén sujetas a ataques de género. ¿Son esos los que los hacen orgullosos de sí mismos? Su comentario fue retuiteado más de 1500 veces.

 

últimas noticias