¿Cómo queda Evo Morales tras las primarias en Bolivia?

Noticias destacadas de El Mundo

Los bolivianos acudieron a las urnas para formalizar las candidaturas a la presidencia del país en el marco de las elecciones que se celebrarán el próximo octubre. Aunque el actual presidente Evo Morales esperaba una asistencia masiva, menos de un cuarto de los votantes habilitados participaron.

Los bolivianos votaron este domingo en unas inéditas elecciones primarias para escoger candidatos presidenciales para los comicios que se celebrarán en octubre, en una polémica votación sin competencia y con un solo postulante inscrito en cada partido. Pese al entusiasmo del actual mandatario, Evo Morales, la participación en los comicios fue baja en los nueve partidos políticos participantes, incluido el Movimiento al Socialismo (MAS) al que pertenece el presidente. La principal causa del abstencionismo se le atribuye a la oposición, pues había llamado a no presentarse a votar.

Semanas atrás, los principales líderes opositores anunciaron que no irían a las urnas, pues consideraban la jornada electoral un gasto inútil, pues solo se podía votar por a una candidatura por partido. Para ellos, fue más un intento del oficialismo por avalar la candidatura de Morales -que consideran ilegal- que un proceso democrático. El órgano electoral habilitó el pasado 5 de diciembre la candidatura de Morales para un cuarto mandato tras el fallo del Tribunal Constitucional de Bolivia de noviembre de 2017 que estableció el derecho a la reelección indefinida. Pese a que está habilitado para participar de los futuros comicios presidenciales, puede que Evo Morales ya no cuente con el mismo apoyo, como revelaron los resultados de las primarias. Le puede interesar: Evo Morales, cuarta reelección

El MAS de Morales fue el que obtuvo la mayor participación en las votaciones, pero según los últimos datos entregados solo votó el 37,04% del casi millón de militantes que había registrado el partido para participar de la jornada. Esta cifra representa cerca de un tercio de lo esperado por el mandatario. La oposición celebró el hecho como un triunfo, pues consideran que la abstención demostró que las primarias fueron un fracaso y que existe un presunto descontento con el presidente dentro del partido.

"Las primarias fueron un fiasco", escribió en Twitter el expresidente boliviano Carlos Mesa, candidato de la alianza Comunidad Ciudadana y uno de los mejor valorados en las encuestas. Mesa añadió que casi el 70% de los militantes de Morales le dijo no a su reelección. "No pudo legitimarse ni ante sus votantes", concluyó.

El senador Óscar Ortiz, candidato de Bolivia Dice No, afirmó que el gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales "fracasó". "El MAS tiene menos de 40 % de los votos. Evo Morales ha sido deslegitimado por su propia militancia, debe renunciar a su candidatura", advirtió desde su cuenta de Twitter.

El exvicepresidente boliviano Víctor Hugo Cárdenas, de Unidad Cívica Solidaridad, se sumó a las críticas y habló de una "humillante derrota de Evo", a quien "el MAS no le quiere", y consideró los resultados un "réquiem por el masismo" y el "evismo".

Morales hizo caso omiso a las críticas y agradeció la participación durante la jornada. "Queremos agradecer a nuestra militancia que el día de ayer asistió a las urnas para emitir su voto, reafirmando la fortaleza de nuestra democracia", escribió Morales en Twitter donde también destacó el compromiso de sus militantes con el "momento histórico" que vive el país.

— Evo Morales Ayma (@evoespueblo) 28 de enero de 2019 El presidente boliviano también aseguró que "paso a paso estamos profundizando nuestra democracia" y recordó que antes "solo los dirigentes elegían a dedo a sus candidatos a presidente y vicepresidente" y que en la actualidad son los militantes los que asumen esa decisión.

Lea también: La estrategia de Evo Morales en redes sociales

El ministro de Comunicación de Bolivia, Manuel Canelas, aseguró a los medios de comunicación en La Paz que "no han triunfado algunos esfuerzos menores de sabotear la elección" y "amagos de no permitir el libre desarrollo" de la votación, por parte de colectivos que consideran ilegal la candidatura de Morales.

El ministro lamentó que los opositores hubieran llamado a votar solo al mínimo de sus militantes necesario para habilitar sus candidaturas de cara a las elecciones generales de octubre en Bolivia.

Por ello, su impresión fue "bastante positiva", con más del 36 por ciento de apoyo a Morales, que espera alcance el 40 al final del escrutinio.

"El resultado es bastante bueno", teniendo en cuenta que se celebraban por primera vez en Bolivia y comparado con lo habitual en otros países, comentó.

Al respecto, advirtió de que en ningún país se llega al 80 o 90 por ciento de participación en unas primarias, por lo que el resultado en Bolivia es a su juicio homologable a cualquier sistema en el que el voto no es obligatorio.

Canelas apuntó que en Francia el porcentaje suele ser del 20 por ciento y excepcionalmente en España partidos como Podemos y Ciudadanos superan el 50, por lo que "estamos dentro de lo razonable".

Sin embargo, el abstencionismo dentro del partido de Morales deja mucho para analizar en los meses previos a las elecciones.

Comparte en redes: