El Espectador le explica

¿Cómo van los países de América Latina donde ya comenzó la vacunación?

Noticias destacadas de El Mundo

Mientras Colombia recibe el primer lote de vacunas, países como México, Chile, Brasil y Argentina llevan días inmunizando a la población. Así van estos procesos.

Colombia recibió este lunes un primer lote de 50.000 vacunas para su campaña de inmunización masiva contra el coronavirus, que iniciará el 20 de febrero. Pero en la región ya varios países llevan ventaja. Con más de 639.000 fallecidos (20 millones de contagiados), la región de América Latina y el Caribe es la segunda más castigada del mundo, por detrás de Europa 803.017 fallecidos) y por delante de Estados Unidos y Canadá (505.744). La Universidad de Oxford lleva el registro de las vacunaciones en el mundo y, de acuerdo con su conteo, Chile encabeza en la región con 8,39 dosis por cada 100 personas, seguido por Brasil, con 2,07 dosis, Costa Rica, Argentina y finalmente México.

Le puede interesar: Así se preparaba América Latina para recibir la vacuna contra el COVID-19

Aunque América Latina se llenó se esperanza con el inicio de la vacunación a finales de diciembre en México, Chile, Argentina y Costa Rica, las previsiones de la mayoría de Gobiernos no se han podido cumplir por el incumplimiento de las farmacéuticas con las que firmaron contratos o por las dificultades logísticas con las que se han encontrado.

Chile, modelo a seguir

Como un modelo a seguir han calificado los expertos la labor de Chile, en donde más de 1,5 millones de personas han sido vacunadas con al menos una dosis desde que arrancó la inmunización masiva el 3 de febrero.

La cifra resulta buena para la nación suramericana, que tiene 19 millones de habitantes, y le ha valido el reconocimiento mundial. Después de 11 jornadas de vacunación masiva en Chile contra el COVID-19, más de 1,8 millones de personas han recibido al menos su primera dosis, más de la mitad mayores de 71 años, según informaron las autoridades.

Le puede interesar: Las vergonzosas jugadas políticas en Perú para ser vacunados

Con una media superior a 180.000 vacunados al día, el país suramericano mantiene un ritmo favorable para alcanzar a finales de marzo la meta de 5 millones de vacunados y el objetivo final de terminar el primer trimestre del año con 15 millones de personas inmunizadas contra el coronavirus, de un total de 18 millones de habitantes.

El plan de vacunación ha conseguido hasta el momento administrar dos dosis de la sustancia de Pfizer/BioNTech a unas 50.000 personas, en su mayoría personal sanitario que comenzó a vacunarse el 24 de diciembre, cuando llegaron las primeras vacunas al país. Y la campaña iniciada el 3 de febrero se produce tras recibir desde China casi cuatro millones de dosis de la vacuna CoronaVac, del laboratorio Sinovac.

El ministro de Salud, Enrique Paris, quien se vacunó por primera vez el viernes, al igual que el presidente Sebastián Piñera, destacó que casi la totalidad del personal sanitario de Chile ya está vacunado.

Paris agregó que se incluirá a partir de este lunes a los profesionales de educación básica y media en el calendario de vacunación, empezando por los mayores de 60 años. Sin embargo, los profesores universitarios quedaron fuera de este plan.

El país mantiene desde hace semanas un promedio de 4.000 nuevos contagios diarios y los fallecimientos fluctúan entre 50 y 100. En total, Chile acumula 772.395 casos y 19.443 decesos desde el 3 de marzo, cuando se registró el primer brote de covid-19.

Según las autoridades, el gobierno de Chile ha comprometido cerca de 300 millones de dólares en vacunas con diferentes laboratorios del mundo. Alcanzó convenios para comprar cerca de 36 millones de dosis con Pfizer, Sinovac, Johnson & Johnson y AstraZeneca.

México

Fue uno de los primeros países del mundo en aplicar el fármaco de Pfizer y BioNTech el 24 de diciembre, hasta ahora solo ha recibido alrededor de 767.000 dosis, lo que impidió su meta de inmunizar a todo el personal médico de primera línea con 1,4 millones de unidades en enero.

Le puede interesar: México vacuna a sus trabajadores de salud

El 10 de febrero, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de México autorizó la utilización de emergencia de las vacunas contra el COVID de las farmacéuticas chinas CanSino y Sinovac para tratar de dar un paso más en ese sentido.

De este modo el país, de 126 millones de habitantes, tiene acuerdos de precompra para 34,4 millones de dosis de Pfizer, 77,4 millones de la británica AstraZeneca, 35 millones de CanSino, 24 millones de la rusa Sputnik V y 51,5 millones de la plataforma Covax, impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El problema ahora es que lleguen en los tiempos pactados.

Tras varias semanas con el plan de vacunación estancado, México recibió un cargamento de casi un millón de fármacos de AstraZeneca con el que podrá iniciar finalmente este lunes la inmunización de adultos mayores de 60 años.

En una inusual conferencia de prensa matutina celebrada en domingo, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que este mismo lunes arrancará la vacunación de mayores de 60 años en 333 municipios de los 32 estados del país, priorizando los pueblos más pobres.

“Tomamos esta decisión de iniciar en todos los estados, en los municipios más alejados y marginados, con la población más pobre del país”, expresó el presidente. El Ejército mexicano ya comenzó a distribuir las vacunas, de las cuales solo 87.257 se quedaron en la Ciudad de México, mientras que el resto se enviaron a los estados a través de ocho rutas aéreas.

Aunque todavía son pocas las dosis de que dispone México, López Obrador se mostró convencido que los próximos envíos programados permitirán haber vacunado con la primera dosis a los 15,7 millones de mexicanos mayores de 60 años “a mediados de abril”.

Asimismo, el presidente, de 67 años e hipertenso, no aclaró si se vacunará próximamente, pues dejó la decisión en manos de sus médicos, ya que acaba de superar el COVID-19 y considera que tiene “protección”.

Brasil

El segundo país de América más afectado por la pandemia, después de Estados Unidos, el ministro de Salud, Eduardo Pazuello, declaró que “toda la población” será inmunizada este año y que, aunque la variante amazónica es “tres veces” más contagiosa, las vacunas existentes la combaten.

Le puede interesar: Esto es lo que debe saber para entender lo que pasa con las vacunas

Con 236.200 muertos y casi 10 millones de casos, el ministro dijo esperar que el “50 % de la población” del país, de 210 millones de habitantes, sea vacunada en el primer semestre de 2021 y el otro 50 % durante el segundo. La campaña de vacunación contra el COVID-19 en Brasil, donde la inmunización de la población empezó tardíamente, el 20 de enero, está ya amenazada por la falta de dosis, según informaciones de las autoridades de varios estados.

Le puede interesar: La vacuna contra el coronavirus, pura política

No es la única amenaza, la vacuna desató una guerra política que tuvo un claro derrotado: Jair Bolsonaro. En la foto del comienzo de la vacunación salió el gobernador del estado de São Paulo, João Doria, no el mandatario.

En Rio de Janeiro (sureste), la ciudad brasileña con más muertos (casi 20.000 desde el inicio de la pandemia), la alcaldía advirtió en un comunicado que solo dispone de dosis suficientes para vacunar “hasta el sábado”. “Esperamos la llegada de nuevas dosis la próxima semana. De no ser así, la vacunación se interrumpirá”, precisó la nota.

En dos ciudades de la periferia de Rio, Sao Gonçalo y Niteroi, la vacunación ya fue suspendida durante varios días. Lo mismo ocurre con Salvador de Bahía (noreste), que ha interrumpido la inmunización de los profesionales de salud y ha retrasado el inicio de la de personas de 80 a 84 años, que debía comenzar esta semana.

En el estado de Sao Paulo, el más rico y poblado de este país de 212 millones de habitantes, las autoridades sanitarias también tuvieron que postergar el inicio de la vacunación de esa franja de edad hasta el 1 de marzo.

Le puede interesar: La vacuna contra el coronavirus, geopolítica y jugar con la vida

Por ahora, cerca de 12 millones de dosis de vacunas -la CoronaVac del laboratorio chino Sinovac y la del anglo-sueco AstraZeneca- se han distribuido a todos los estados de Brasil y ya han sido vacunadas más de 4,5 millones de personas.

Según el diario O Globo, el 70% de las dosis restantes se reservan para asegurar que los ya vacunados reciban la segunda dosis.

La distribución de nuevas dosis de CoronaVac debería reanudarse el 23 de febrero, luego de la llegada en los últimos días a Sao Paulo de insumos de China que permitirán la producción de más de 17 millones de unidades. Más de 2,7 millones de dosis de AstraZeneca también deberían estar disponibles en marzo.

Comparte en redes: