Consejo Musulmán de Mujeres critica decisión de EE.UU. sobre Jerusalén

Esra Albayrak dice que Jerusalén no es un tema que debería ser usado de manera irresponsable como material para la política interna.

Presidenta del Consejo de Mujeres de la Organización para la Cooperación Islámica, Esra Albayrak. Salih Zeki Fazlıoğlu - Agencia Anadolu

El Consejo de Mujeres de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI), se unió al coro de rechazo contra la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.

La presidenta del consejo, Esra Albayrak, advirtió que las mujeres y los niños “pagarán el precio” de la decisión, en la cual la Embajada de EEUU será trasladada de Tel Aviv a la ciudad dividida.

“Ponerle fin a este proceso, el cual usurpa los derechos fundamentales del pueblo palestino y dificulta que miles de refugiados palestinos regresen a sus hogares, es la responsabilidad de la comunidad internacional, el pueblo palestino y en especial de las mujeres y los niños palestinos”, dijo Albayrak a la Agencia Anadolu.

La decisión de Trump conllevó a tensiones entre israelíes y palestinos y ha desatado desordenes y bombardeos israelíes en la Franja de Gaza.

Jerusalén permanece en el centro del conflicto palestino-israelí, los palestinos esperan que Jerusalén oriental –ahora ocupada por Israel- sea la futura capital del Estado Palestino.

Albayrak dijo que las implicaciones de la decisión de Trump “entristecerán” a quienes tienen conciencia.

“Jerusalén no es un tema que debería ser usado de manera irresponsable como material para la política interna”.

La decisión, fuertemente criticada por líderes globales, y la cual va en contra de resoluciones de la ONU, fue impuesta a los palestinos y ya es un hecho, dijo Albayrak.

“A pesar de las resoluciones de la ONU, el mundo ha sido un espectador silencioso de la invasión sistemática de tierras palestinas por décadas”, añadió.

Dijo que las “declaraciones irresponsables” del líder estadounidense parecen ser un intento para legitimar la ocupación israelí.

 

Sagrada

“Esta es una decisión que no solo ignora a los palestinos y los países musulmanes, sino también a la ONU”, dijo. “EEUU dejó claro con su decisión que no puede ser mediador en la crisis más profunda en Oriente medio”.

Albayrak también mencionó que la descripción de Trump de Jerusalén, la cual es un lugar sagrado para cristianos, judíos y musulmanes, como “capital eterna de los judíos” era “dolorosa e incluso amenazante, no solo para los musulmanes, sino para los cristianos que también consideran sagrada a la ciudad”.

Señaló que la Mezquita de Al-Aqsa, en Jerusalén, fue el primer lugar donde se llevó a cabo la qiblah, u oraciones hacia La Meca.

Hablando sobre el papel de las mujeres, Albayrak dijo que las mujeres pueden hacer más por la paz en Oriente Medio.

“Creo que podemos hacer más por las mujeres palestinas”, afirmó, señalando la iniciativa de la OCI, Aliadas para el Futuro, la cual juntó exitosamente a mujeres jóvenes de 50 países musulmanes.

“Creo que las mujeres deben asumir un papel más activo en la construcción de un proceso de paz más rápido”, y mencionó que tanto las mujeres musulmanas como las judías tienen un papel que desempeñar.

Grupos tales como el Movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones ”deben ser fortalecidos y el Estado israelí debe ser presionado por el pueblo judío por su decisión y por desafiar los Derechos Humanos”.

Aunque es difícil ser optimista, Albayrak cree en la conciencia humana, en especial en el sentido común de las mujeres y su capacidad de producir soluciones.

Dijo que era preocupante que las decisiones de política doméstica hechas para alcanzar logros a corto plazo sirvieran como tierra fértil para las organizaciones radicales.

“El mundo occidental no tiene el lujo de ignorarlo”, dijo: “el terrorismo global, las organizaciones radicales nos están lastimando alrededor del mundo hoy en día”.

 

Hermandad femenina

Las comunidades desesperadas fueron los principales blancos de reclutamiento de los extremistas. “No podemos permitir esto”, afirmó.

Albayrak dijo que seguirá trabajando para la paz, promoviendo el establecimiento de un Estado Palestino con capital en Jerusalén oriental, y creando un entorno en el cual las mujeres y los niños palestinos puedan vivir en paz.

Dijo que el fin del comité es “reforzar el papel social de la mujer en los países islámicos, incrementar su participación en los procesos políticos y económicos y contribuir con su participación en los procesos de toma de decisiones”.

También busca crear conciencia y defender contra la islamofóbia creada mediante una imagen distorsionada de las mujeres musulmanas.

El consejo está conformado por nueve mujeres que representan las tres principales regiones donde el islam es prevalente, dijo Albayrak. Los miembros son elegidos cada dos años.

“Como mujeres del mundo islámico, hemos visto que es fundamental conocernos antes que nada para fortalecer nuestros lazos como hermanas, solo es posible desarrollar una cultura de solidaridad tras conocernos”, afirmó.

Refiriéndose a las mujeres palestinas, las cuales dijo carecen de acceso a servicios básicos, Albayrak señalo: “sobre la provisión de estos servicios, existe una gran responsabilidad, en especial para las organizaciones internacionales y en particular para los países musulmanes.

Añadió: “no es hora de separaciones ni particiones. Es hora de que todas las naciones, a las que les interesa la paz mundial, se unan para resolver este problema.