Corea del Norte está de celebración y el mundo espera por más cohetes

Corea del Norte celebra mañana el 72 aniversario de la fundación del Partido de los Trabajadores, una fecha sagrada para el gobierno que, en años anteriores, por la misma fecha, ha lanzado misiles al cielo.

Kim Jong-un, líder de Corea del Norte. AFP

El Gobierno de Corea del Sur ha advertido en los últimos días de que Pyongyang podría llevar a cabo un nuevo lanzamiento de misiles para celebrar el aniversario del partido de la dinastía Kim.

A diferencia de los años anteriores, en esta oportunidad la celebración coincide con un momento de alta tensión entre Estados Unidos y el gobierno de Corea.  Con Donald Trump a la cabeza, las cosas se han puesto color de hormiga. En días pasados, Trump amenazó con responder con “fuego y furia”, dijo que “irían a la guerra de ser necesario” y también afirmó que, tras años de intentos fallidos, “solo queda una solución”, esto para referirse a la intervención militar.

La idea no ha sido nada bien acogida ni dentro de Estados Unidos, ni por fuera, pues las consecuencias de una guerra nuclear han sido advertidas desde todos los sectores de la política mundial.  

Por fortuna, fuentes del Ejército surcoreano revelaron hoy a la agencia Yonhap que "de momento no se han detectado signos de una provocación inminente de Corea de Norte", aunque se mantienen altos los niveles de alerta.

El régimen de Kim Jong-un no ha revelado detalles de las celebraciones, que en otros aniversarios han incluido desfiles militares y un discurso del líder supremo.

Tampoco los medios estatales han hecho mención a que hoy se cumplen 11 años de la primera prueba nuclear norcoreana (9 de octubre de 2006), a la que han seguido otras cinco, la última y más potente el pasado 3 de septiembre.

El régimen norcoreano conmemoró este domingo el 20 aniversario del nombramiento del padre del líder y anterior mandatario, Kim Jong-il como secretario general del Partido de los Trabajadores con un evento multitudinario en el centro de Pyongyang, que contó con la presencia de varios altos cargos del régimen.

La edición de hoy del diario Rodong Sinmun cuenta con una amplia cobertura de las celebraciones en las que se pueden ver numerosas fotografías de la plaza Kim Il-sung de la capital repleta de gente mientras importantes autoridades observaban desde el balcón de la Casa de la Cultura.

En la víspera, Kim Jong-un volvió a defender el "valioso" programa nuclear del régimen como elemento indispensable para defender el país de las amenazas de EEUU y alabó el avance de la economía nacional a pesar de las sanciones.

Kim hizo estos comentarios durante una reunión plenaria del poderoso Comité Central del Partido de los Trabajadores de Corea, donde se aprobaron varios nombramientos de la cúpula del poder del régimen.

Entre ellos, el de la hermana menor del líder norcoreano, Kim Yo-jong, que fue elegida como nuevo miembro del politburó del Comité permanente del Partido, con lo que la joven adquiere más relevancia y aumenta el poder de la familia Kim dentro del régimen.