Cristina Kirchner se atribuye victoria en primarias de la provincia de Buenos Aires

La expresidenta, quien busca un escaño en el senado, apareció en la tribuna de la sede de su flamante partido Unidad Ciudadana, sobre las 04:00 de la madrugada para criticar por la demora en la divulgación de resultados.

Los comicios del domingo con casi 34 millones de ciudadanos en el padrón fueron de hecho un plebiscito favorable a la gestión de Macri y una forma de medir fuerzas en las urnas.AFP

La expresidenta argentina Cristina Kirchner, candidata a senadora en la provincia de Buenos Aires, se adjudicó este lunes el triunfo frente al candidato del presidente Mauricio Macri en las primarias celebradas la víspera y criticó la "bochornosa" demora en el cómputo de los resultados.

"El resultado es que hemos ganado", dijo Kirchner hacia las cuatro de la mañana ante decenas de partidarios que celebraron su vuelta a las lides en las urnas tras haber dejado el poder hace 19 meses.

"Nunca pensé que iba a tener que pedir perdón por el bochorno que hemos vivido. Fue montar un show, simular, pero es una ofensa a los ciudadanos que votaron lealmente", afirmó la expresidenta.

Kirchner, de 64 años, apareció en la tribuna de la sede de su flamante partido Unidad Ciudadana (centroizquierda) a una hora insólita, las 04:00 de la madrugada (hora local) del lunes, a raíz de la lentitud en ser revelados los cómputos en la provincia.

El gobierno dijo que paralizaba el escrutinio cuando llevaba el 95% de las mesas escrutadas en la provincia de Buenos Aires, la mayor del país con casi el 40% del padrón nacional. No se conocieron las razones.

En el momento de la suspensión, el cómputo arrojaba el 34,17% de sufragios para el macrismo y el 34,13% para el kirchnerismo en la provincia clave de Buenos Aires.

Los comicios del domingo con casi 34 millones de ciudadanos en el padrón fueron de hecho un plebiscito favorable a la gestión de Macri y una forma de medir fuerzas en las urnas.

Sus candidatos fueron los más votados en algunos grandes distritos porque el opositor peronismo se presentó dividido en camino a las legislativas del 22 de octubre.

En rigor, en la votación no se compitió por cargos y sólo se medía el apoyo popular al oficialismo y a la oposición en primarias obligatorias.

Los kirchneristas festejaron el fuerte caudal de un tercio de los votos que logró en la provincia en su regreso a las lides electorales tras dejar el poder en diciembre de 2015.

En grandes distritos como la capital argentina y las provincias de Córdoba y Mendoza, el macrismo fue el más votado, pero en Santa Fe se registraba un empate técnico.

"Creían que nos íbamos a ir a dormir", dijo con sorna, celebrada por los activistas. Todos los canales de TV y los portales de internet de los diarios quedaron abiertos en espera de los resultados y el discurso de Kirchner.

Cerca de la medianoche, Macri, de 58 años, agradeció el apoyo electoral en la sede del gubernamental frente Cambiemos (derechistas y socialdemócratas) donde se festejó con globos y cánticos.

La Justicia Electoral no sumó un porcentaje de votos por partido a nivel nacional, pero el macrismo fue el que recibió más respaldos, seguido por el kirchnerismo, según estimaciones de los medios.