¿Cruzó Maduro la línea roja?

La terrible represión a las personas que intentaban pasar la ayuda internacional a Venezuela hace temer el peor desenlace. Los colectivos armados atacaron a los manifestantes y sembraron el caos en varios puntos del país.

Uno de los camiones con ayuda que fue quemado al pasar a Venezuela. Según Guaidó, eso es un crímen de lesa humanidad. AFP

De acuerdo con el Parlamento venezolano, de mayoría opositora, se contabilizan cuatro personas asesinadas y más de 20 heridos de bala en la frontera de Venezuela con Brasil.

"Lo que ocurre en la frontera con Brasil no es represión común (...) Lo que ocurre en Santa Elena de Uairén es una masacre contra el pueblo indígena pemón en donde contabilizamos cuatro personas asesinadas y más de 20 heridos de bala", dijo en rueda de prensa el diputado Juan Andrés Mejía.

Fuertes disturbios estallaron en las poblaciones venezolanas en la frontera con Colombia, donde cientos de voluntarios intentan entrar ayuda internacional de medicinas y alimentos gestionada por el opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por unos 50 países.

Dos camiones que transportan la ayuda fueron incendiados por grupos de partidarios del mandatario Nicolás Maduro en el puente fronterizo Francisco de Paula Santander, que une a las ciudades de Cúcuta (Colombia) y Ureña (Venezuela), denunciaron diputados opositores.

Ver más: Maduro rompe relaciones con Colombia, ¿eso qué significa?

"La gente está salvando la carga de la primera gandola (camión) y cuidando la ayuda humanitaria que Maduro, el dictador, mandó a quemar", dijo a periodistas la diputada Gaby Arellano, quien señaló que hay unos 15 heridos leves con perdigones de goma y afectados por los gases.

Decenas de personas intentaban sacar bolsas y cajas del camión, en medio de una gran nube de humo. "Nuestros valientes voluntarios están realizando una cadena para salvaguardar la comida y las medicinas. La avalancha humanitaria es indetenible", aseguró Guaidó.

Los manifestantes retiraron las vallas atravesadas en los puentes fronterizos y varios se subieron sobre la parte externa de los camiones para entrar la asistencia a Venezuela, pero fueron alejados con gases y disparos de balas de goma. Poco después, los camiones fueron incendiados, denunció Guaidó.

"El régimen usurpador se vale de los actos más viles e intenta quemar el camión con ayuda humanitaria que se encuentra en Ureña. Nuestros valientes voluntarios están realizando una cadena para salvaguardar la comida y las medicinas", expresó Guaidó. 

¿Cruzó la línea roja Maduro?

Uno de los escenarios que anticipaba la oposición era que Maduro cruzara la línea roja, no dejara pasar la ayuda y se presentaran muertos. Justo lo que pasó este sábado. Si bien muchos miembros de la Guardia Venezolana no participaron en la represión, grupos de colectivos armados sembraron el caos pricipalmente en Ureña y San Antonio del Táchira.

"Esto que está pasando nos abre el escenario que nadie quería, que Maduro cruce la línea roja y haya muertos. Esto podría traer consecuencias internacionales contra Maduro", señala un venezolano en el exilio.

Ver más: Trump reafirma que la opción militar está sobre la mesa

Según fuentes venezolanas en el exilio, “cruzar la línea roja daría una justificación a una intervención militar liderada por EE. UU.”. “No nos olvidemos de que la ayuda humanitaria no es propiedad del sector privado sino que está financiada con recursos de la comunidad internacional. Si en medio del operativo de entrega de dicha ayuda, Maduro provoca la pérdida de vidas humanas, bien sea de venezolanos o extranjeros, se le considerará un ataque directo a la propiedad de los gobiernos patrocinadores de la jornada y habrá significado que cruzó la línea roja”. 

El viernes el gobierno de Donald Trump advertía sobre este escenario. "Estados Unidos condena enérgicamente el uso de la fuerza por parte de los militares venezolanos contra civiles desarmados y voluntarios inocentes en la frontera de Venezuela con Brasil", afirmó en un comunicado la Casa Blanca.

Sin embargo, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, desvinculó a los militares de los sucesos: "Lo que ocurrió esta mañana nada tiene que ver con las versiones que han circulado. De hecho, algunos de los heridos están heridos por armas blancas, machetes, incluso flechas".

En su comunicado al respecto, la Casa Blanca afirmó que Maduro "ha dado órdenes de (...) reprimir a quienes buscan traer ayuda al país".

"La violación atroz de los derechos humanos por parte de Maduro y quienes siguen sus órdenes no quedará impune", advirtió EE.UU., que instó a los militares a que "permitan que la ayuda humanitaria ingrese pacíficamente al país".

En la represión de este sábado participaron miembros de las milicias bolivarianas, grupos armados que defienden los intereses del gobierno chavista y que desde hace mucho tiempo se ha denunciado que están fuera de control. Estos cuerpos fueron creados por el fallecido presidente Hugo Chávez hace mucho tiempo, pero con Maduro se salieron de control. Fueron ellos los encargados de reprimir a los manifestantes durante las marchas de 2017, que dejaron un centenar de muertos.

Ayer volvieron a actuar, de acuerdo con denuncias de medios de comunicación y políticos venezolanos. 

El diputado a la Asamblea Nacional (AN) Juan Andrés Mejía, denunció que la quema de los camiones que trasladaban la ayuda humanitaria a Venezuela por el Puente Internacional Simón Bolívar fue perpetrada por grupos irregulares. 

En rueda de prensa el parlamentario aseveró que “son ellos los que quieren evitar el ingreso de la ayuda humanitaria” bajo las órdenes de gobierno de Maduro. Mejía resaltó la forma en la que los voluntarios salvaron parte de la ayuda de las llamas.

“Nos estamos jugando la vida de los venezolanos, el futuro de Venezuela. Lamentablemente el usurpador ha escogido la violencia al no poder intimidarnos”, agregó.

Bolton cancela viaje por situación en Venezuela

El asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, canceló el viaje que tenía previsto a Corea del Sur para seguir "los acontecimientos en Venezuela", informó este un portavoz estadounidense.

"El embajador Bolton ha cancelado su viaje a la República de Corea para centrarse en los acontecimientos en Venezuela", confirmó a Efe Garrett Marquis, portavoz del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca.

Bolton tenía previsto viajar a Seúl este fin de semana para preparar la reunión de Vietnam de la próxima semana entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano Kim Jong-un.

En los últimos días, Bolton ha insistido en que los días del presidente Nicolás Maduro, a quien ha calificado de manera reiterada como "dictador", "están contados" e insistió en que debe "hacerse a un lado".

 

841534

2019-02-23T16:51:33-05:00

article

2019-02-23T17:26:18-05:00

alagos_86

none

- Redacción Internacional

El Mundo

¿Cruzó Maduro la línea roja?

32

8366

8398