Cuatro menores fueron acusados en el caso de Samuel Paty, profesor decapitado en Francia

Noticias destacadas de El Mundo

Cuatro estudiantes entre 13 y 14 años fueron acusados el miércoles, tres de ellos por “complicidad en asesinato terrorista”. Hasta el momento hay 14 personas inculpadas en este caso, varios de ellos son menores de edad.

Cuatro estudiantes entre 13 y 14 años fueron acusados el miércoles, tres de ellos por “complicidad en asesinato terrorista”, en la investigación de la decapitación del profesor francés, Samuel Paty, el 16 de octubre, informaron fuentes judiciales a la AFP el jueves.

Ver más: Francia: cinco años de los atentados terroristas que sacudieron París

Según estas fuentes, tres de los menores inculpados habrían indicado la víctima al agresor, Abdoullakh Anzorov, ante el centro educativo en el que daba clases, a las afueras de París, según estas fuentes. Una cuarta persona, también menor, fue inculpada por “denuncia calumniosa”.

Los cuatro adolescentes fueron detenidos por orden de los jueces antiterroristas franceses y fueron posteriormente liberados bajo vigilancia tras ser presentados ante un magistrado. Hasta el momento hay 14 personas inculpadas en este caso, varios de ellos menores.

Ver más: Francia, el islam y los ataques extremistas

Samuel Paty, profesor de 47 años, fue asesinado al salir del trabajo por un extremista ruso-checheno de 18 años, días después de haber mostrado a sus alumnos varias caricaturas de Mahoma en una clase sobre la libertad de expresión. Abdoullakh Anzorov fue abatido por las fuerzas de seguridad minutos después de cometer su crimen.

Desde 2015, el país ha sufrido 11 atentados con arma blanca por parte de extremistas, siendo este año el más grave, con cinco ataques. Los servicios de inteligencia alertan que la amenaza del terrorismo islámico aumentó a niveles de 2015, cuando se produjo el ataque contra el semanario satírico Charlie Hebdo que dejó 12 muertos y 11 heridos.

Ver más: Así fue la campaña de odio contra un profesor en Francia que terminó con su decapitación

Menos de dos semanas después del asesinato de Samuel Paty, un inmigrante tunecino de 21 años, que llegó al país los primeros días de octubre, tras pasar por la isla italiana de Lampedusa, irrumpió armado con un cuchillo en la basílica de Notre-Dame en Niza y mató a tres personas antes de ser detenido por la policía.

Comparte en redes: