Cumbre de Teherán: entérese de cinco acuerdos a los que llegaron Putin y Rohaní

Antes de la reunión tripartita en la que también participa el mandatario de Azerbayán, los mandatarios de Rusia e Irán aceptaron cooperar en el plano económico, militar y diplomático.

AFP

Rusia e Irán fueron antagonistas durante mucho tiempo, pero con el final de la Guerra Fría, se han acercado  al calor de intereses geopolíticos comunes. Así lo demostró este miércoles la cumbre que reunió a los mandatarios de ambos países en Teherán. 

El deshielo comenzó en 1990, cuando Irán estaba aislada internacionalmente y Rusia aceptó retomar el contrato de construcción de la central de energía atómica en Bushehr, que había sido abandonada por alemania y once años después. 

(Le puede interesar: China insiste en que EE.UU. preserve acuerdo nuclear de Irán)

Aunque las reunión tabmie´n incluyó al primer mandatario de Azerbayán, Ilham Aliyev, todas las miradas están puestas en las conversaciones entre Putín y Rohani cuya agenda económica, militar y política estuvo en el centro de la primera jornada de la cumbre. 

 

-Cooperación militar en Siria- 

La cooperación entre Moscú y Teherán en el conflicto sirio fue el principal tema de la cumbre que reunió a Vladimir Putin y a Hasan Rohani, mandatarios de ambos países. Los dos países, que buscan ejercer una influencia alternativa a la de Estados Unidos también fortalecieron su compromiso de trabajar por relaciones comerciales.

"Gracias a nuestros esfuerzos conjuntos, así como a los esfuerzos de Turquía, la situación sobre el territorio [sirio] se desarrolla de forma muy positiva en materia de lucha contra el terrorismo", estimó el presidente ruso en un breve encuentro con la prensa.

El presidente Hasan Rohani calificó a Rusia de "país amigo" y de "socio estratégico de Irán" y consideró que "la cooperación" entre los dos países "tuvo un gran efecto en la lucha contra el terrorismo" en Siria.

(Lea también:Irán acusa a EE.UU. de buscar "excusas" para romper el acuerdo nuclear)

Tanto Rusia como Irán han sido blanco del terrorismo del Estado Islámico. El pasado 7 de junio En Teherán, el ataque más reciente tuvo como blanco el Parlamento y el mausoleo del ayatola Jomeini quien, tras la revolución de 1979 hasta su muerte, diez años después, llevó las riendas del país.

En abril de este año el metro de San Petersburgo sufrió un ataque suicida en el que murieron siete personas y que también fue atribuido al Estado Islámico. La misma organización terrorista ha hecho circular mensajes amenazantes en los que prometen atacar el Mundial de la FIFA del que Rusia será anfitrión del próximo año.  

-El programa nuclear iraní-

Putin indicó que habían discutido sobre "el problema nuclear iraní" con Rohani, quien afirmó que el presidente ruso le garantizó su apoyo frente a las amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump, de denunciar el acuerdo.

Dicho acuerdo, concluido en 2015 entre Irán y el Grupo de los Seis (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas -China, Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Rusia-, más Alemania), permitió retirar las sanciones económicas internacionales contra Teherán a cambio de garantías de que la República Islámica no se dotaría del arma atómica.

-Cooperación económica-

La visita de Putin también tuvo una importante carga económica, con una rápida cumbre con Rohani y el presidente azerbaiyano, Ilham Aliyev, de los tres países ribereños del mar Caspio y productores de hidrocarburos.

Los tres jefes de Estado afirmaron su voluntad de intensificar su cooperación económica, sobre todo en el terreno de la energía.

Al margen de la visita, el gigante ruso de hidrocarburos Rosneft anunció que había firmado una "hoja de ruta" con la sociedad pública petrolera iraní Nioc de cara a proyectos de explotación común de yacimientos de petróleo y de gas en Irán por una "inversión total" de "hasta 30.000 millones de dólares".

Según una fuente oficial iraní, Putin, Rohani y Ilham Aliyev, presidente de Azebayán, trataron de un proyecto de construcción de un tramo de ferrocarril de unos 170 km entre Irán y Azerbaiyán.

- Neutralizar las sanciones -

La visita del presidente ruso se produjo un día después de que el Tesoro de Estados Unidos anunciara nuevas directivas contra Irán. Se trata de una ley promulgada en agosto por Trump y que instituye nuevas sanciones contra Rusia y Teherán. En ese texto legislativo estos dos países son calificados como "adversarios de Estados Unidos".

El guía supremo iraní consideró que la cooperación entre Moscú y Teherán era "útil para luchar contra las sanciones estadounidenses" y consideró que Irán y Rusia podían "neutralizar" estas sanciones "especialmente remplazando el dólar por [sus] monedas nacionales en [sus] intercambios económicos".

-Proteger el acuerdo nuclear-

Putin, aseguró que es inaceptable que una de las partes no cumpla con sus compromisos con el acuerdo nuclear iraní, firmado en 2015 entre Irán y seis grandes potencias. Esto, en respuesta a las amenazas de Estados Unidos de abandonarlo.

(Le puede interesar: Irán está cumpliendo acuerdo nuclear, según Agencia de Energía Atómica)

El mandatario ruso también enfatizó en que  el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) es el único que puede certificar que Irán está cumpliendo sus compromisos y que el acuerdo "no está relacionado con el programa defensivo y de misiles iraní", en referencia a los Misiles Balísticos Internacionales que Irán ha utilizado para atacar al Estado Islámico en Siria, lo que ha generado incomodidad en el gobierno estadounidense.

El pacto nuclear, firmado entre Irán y el Grupo 5+1 (EEUU, Rusia, el Reino Unido, Francia, China y Alemania), limita el programa atómico de Teherán a cambio del levantamiento de las sanciones económicas internacionales.