¿De quién son las armas de Venezuela, ahora que la UE decide sancionar a Maduro?

El gobierno venezolano protestó este martes ante los embajadores de la Unión Europea (UE), a raíz de las sanciones del bloque comunitario, que incluyen un embargo de armas. ¿Qué tanto efecto tendrán las sanciones?

AFPNicolás Maduro, presidente de Venezuela

"Manifestamos nuestra enérgica protesta y rechazo a las pretendidas sanciones", dijo el canciller venezolano Jorge Arreaza, tras reunirse con los diplomáticos en la sede del ministerio de Relaciones Exteriores en Caracas.

Los cancilleres de la UE aprobaron el lunes un embargo de armas y material para "la represión interna", y un marco jurídico para futuras sanciones contra "responsables de graves violaciones de los derechos humanos" en Venezuela.

Sin embargo, a pesar de la reacción dramática del gobierno venezolano, la sanción no tendrá el impacto que tanto la UE como el gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro han intentado vender. 

De acuerdo con cifras de  el Instituto de Investigación para la Paz Internacional de Estocolmo, los únicos países de la Unión Europea que vendieron armas a Venezuela entre el 2014 y el 2016 fueron Holanda y Austria. Incluso, ni siquiera las cifras españolas son representativas. En 2015, de acuerdo con cifras obtenidas por BBC mundo, el país europeo exportó a Venezuela armas por un valor de diez millones de euros (US$11,6 millones al cambio actual), de acuerdo con estadísticas de la Secretaría de Estado de Comercio de España. Esta, dice BBC, es una cifra muy reducida al compararla con el total de 3.720 millones de euros (US$4.340 millones) que exportó España en concepto de armas.

De esa manera, los socios de siempre son los encargados de sostener el material armamentístico venezolano: China y Rusia. El 90% de las armas venezolanas proviene de esos dos países. 

"Le hubiesen aplicado esa restricción a un gobierno de la Unión Europea que hace unos días utilizó los equipos antimotines para evitar que un pueblo acudiese a las urnas", afirmó Arreaza en alusión al conflicto en Cataluña (España).

El canciller opinó que las sanciones fueron "inoportunas" por haber sido anunciadas el mismo día de una reunión en Caracas entre el gobierno y tenedores de deuda externa, con miras a su refinanciación.

También criticó que se produjeran dos días antes de un posible encuentro con la oposición venezolana en República Dominicana, para iniciar negociaciones que pongan fin a la crisis política.

"Están poniéndose a la cola de la administración del presidente Donald Trump", reiteró el canciller, en referencia a las sanciones aplicadas por Estados Unidos contra el presidente Nicolás Maduro y varios funcionarios venezolanos.

Esas medidas incluyen una prohibición a los estadounidenses para negociar nueva deuda pública venezolana.