Decenas de drones se infiltraron en cárceles de Israel

Israel detecta decenas de infiltraciones de drones en sus cárceles

AFP

Los drones se han convertido en un riesgo para las cárceles israelíes, en las que las se han detectado en lo que va de año decenas de infiltraciones de estos aviones no tripulados, con los que en algunos casos se ha tratado de entregar armas y drogas, informaron hoy a Efe fuentes oficiales.

Según confirmó el portavoz del Servicio de Prisiones israelí, Asaf Librati, en 2017 hubo al menos cuarenta ocasiones en las que drones sobrevolaron una veintena de cárceles y centros de detención.

Algunos de los aparatos detectados transportaban armas y se sospecha que otros llevaban drogas, añadió Librati.
Un funcionario de la institución explicó esta semana en el Parlamento israelí (Knéset) que en el país es ilegal que los centros penitenciarios capturen los aviones no tripulados, según el medio digital Calcalist.

"Detectamos y seguimos los drones, pero no hay nada que podamos hacer. No hace falta decir lo que podría pasar si un dron cayera en manos de un prisionero que presenta un riesgo de seguridad", explicó el funcionario, quien destacó que el pasado febrero uno de estos aparatos ingresó en una cárcel con armas y lo que podrían ser drogas.

La semana pasada se publicó un informe sobre la falta de preparación de Israel para afrontar la amenaza que suponen los drones, entre otros accidentes por mal uso, ataques terroristas o actos delictivos.

El estudio afirma que existe un intento cíclico de transferir la responsabilidad al respecto entre la Policía y las autoridades de aviación civil y militar.

Se estima que este año habrá hasta 20.000 drones en Israel, donde su uso civil, como en otras partes del mundo, va en aumento