Detenidos seis presuntos yihadistas en España, Gran Bretaña y Alemania

Según las autoridades, se trata de una célula que organizaba "reuniones clandestinas semanales para determinar la voluntad de jóvenes afines a su ideario y lograr que viajaran a zonas de conflicto".

123rf

Seis presuntos miembros del Estado Islámico (EI) fueron detenidos este miércoles en España, Gran Bretaña y Alemania en el marco de una operación española contra individuos que reclutaban a yihadistas, indicó el gobierno de Madrid.

La operación, que sigue en curso, permitió detener a miembros de un grupo instalado en Palma de Mallorca (Baleares) y cuyo jefe era un "imán salafista" detenido en Reino Unido, indicó un comunicado del ministerio del Interior español.

El religioso de 44 años, bajo una orden de arresto europea, fue detenido en Birmingham (oeste de Reino Unido), dijo la policía local en otro comunicado.

La investigación arrancó en 2015 tras el descubrimiento en internet de un vídeo sobre un joven musulmán que vivía en España y explicaba su adoctrinamiento hasta su llegada a Siria.

Según el ministerio del Interior, "el predicador salafista, cuyo discurso público era muy conocido por los servicios policiales y de inteligencia europeos, se dedicaba, en su vertiente más privada, a la captación de combatientes y recaudación de fondos para Siria"

Además del arresto en Birmingham, hubo otros cuatro en Palma y uno en Alemania. También hubo registros en Alemania y Reino Unido.

La célula organizaba "reuniones clandestinas semanales para determinar la voluntad de jóvenes afines a su ideario y lograr que viajaran a zonas de conflicto", añade el comunicado.

El ministerio justificó la operación contra el grupo por "su total compromiso y adhesión con las directrices de Dáesh [acrónimo en árabe del EI], la justificación de los procedimientos terroristas llevados a cabo por los actores solitarios en Europa y su predisposición para acometer la yihad violenta".

La operación, en la que participaron los servicios de información y la policía de los tres países, fue coordinada por la Audiencia Nacional española.