Detienen al estudiante que asesinó a policía en Texas, EE.UU.

Hollis Daniels, de 19 años, reconoció haber disparado mortalmente al agente de policía. Tras confesar el crimen, podría eludir la prisión bajo una fianza de cinco millones de dólares.

Foto de referencia. EFE

El estudiante de la Universidad Tecnológica de Texas que este lunes asesinó a un policía de un disparo en la cabeza está detenido en la cárcel del condado de Lubbock, Texas, EE.UU., prisión eludible bajo una fianza de cinco millones de dólares, tras confesar el crimen.

Lea: Universitario asesina con arma de fuego a policía en Texas, EE.UU.

Según la orden de arresto hecha pública este martes, el joven de 19 años, Hollis Daniels, reconoció haber disparado mortalmente al agente de policía, en un acto que él mismo calificó de "totalmente ilógico".

"Yo soy el que disparó a su amigo", admitió Daniels durante el interrogatorio.

El texto también desveló que la Policía encontró una pistola calibre 45 en el lugar donde el estudiante de primer curso fue detenido.

De este modo, Daniels fue acusado de asesinato con agravante después de acabar con la vida del policía estadounidense.

El agente fallecido, Floyd East, Jr., tenía 48 años, estaba casado y tenía dos hijos, según explicó este martes en una rueda de prensa el jefe de la policía de la Tecnológica de Texas (TT), Kyle Bonath.

Bonath relató que antes del disparo fatal que anoche costó la vida de East, el agente fallecido y otro oficial llevaron al sospechoso a la comisaría para proceder con un interrogatorio por posesión de drogas y elementos para el consumo de narcóticos.

El estudiante sacó entonces un arma y disparó en la cabeza al agente East, quien murió poco después.

Daniels se fugó a pie y las autoridades locales y miembros del SWAT (fuerzas especiales) lo estuvieron buscando durante unos 90 minutos, tiempo en el que la dirección de la universidad decidió cerrar temporalmente el centro y recomendó a los estudiantes ser vigilantes y no salir del lugar en el que se encontraban.

El presidente de la TT, Lawrence Schovanec, expresó sus condolencias en la misma conferencia de prensa y aseguró que el centro se recuperará de esta tragedia "gracias al apoyo y cariño" que los estudiantes y profesores mostraron a la familia del agente y al cuerpo policial universitario.

El responsable de esta institución, ubicada en el condado de Lubbock, Texas, y que cuenta con unos 37.000 alumnos, confirmó que los miembros del centro educativo rendirán homenaje al agente East en una de las plazas del campus.