Detienen en Venezuela a un exministro y un expresidente de petrolera PDVSA

Militares venezolanos arrestaron este jueves por supuesta corrupción a Eulogio del Pino y Nelson Martínez, tras ser relevados el fin de semana de sus cargos como presidente de la petrolera PDVSA y ministro de Petróleo, respectivamente.

El fiscal general, Tarek William Saab, explicó que estas capturas forman parte de una operación para el "desmantelamiento del cartel que ha venido golpeando la industria petrolera".AFP

Operaciones desarrolladas por la Dirección de Contrainteligencia Militar (Digecim) "arrojaron la detención de Eulogio del Pino y Nelson Martínez", dijo el fiscal general, Tarek William Saab, a la prensa.

Ambos fueron detenidos en la madrugada en sus domicilios, tres días después de que el presidente Nicolás Maduro los separara de sus cargos, aunque sin mencionar las causas.

Según imágenes presentadas por la televisión gubernamental, agentes vestidos de negro, con el rostro cubierto y armados con fusiles tocaron la puerta del apartamento de Del Pino para notificarle su detención.

Vestido con una pantaloneta y una camiseta de la selección de fútbol venezolana, Del Pino, un poderoso dirigente del chavismo, plasmó sus huellas dactilares. Lo propio ocurrió con Martínez.

El fiscal señaló que estas capturas forman parte de una operación para el "desmantelamiento del cartel que ha venido golpeando la industria petrolera".

En el marco de esas pesquisas se ordenó la captura de 16 personas, algunas de las cuales "están fuera del país y aspiramos sean entregados a la justicia venezolana", añadió Saab.

Se trata de los más altos jerarcas detenidos en una ofensiva contra una presunta mafia enquistada en PDVSA, a la que el gobierno atribuye el deterioro financiero y operativo de la compañía, que aporta 96% de las divisas del país.

Tanto Del Pino como Martínez se alternaron en distintas épocas los cargos de ministro de Petróleo y presidente de PDVSA, y el primero fue la mano derecha de Rafael Ramírez, titular de la petrolera durante una década y uno de los más prominentes líderes del chavismo.

Ramírez, a quien la oposición acusa de ser el principal responsable de la corrupción y del deterioro de la industria petrolera, está en el centro de la polémica por versiones aún no confirmadas de que Maduro lo destituyó como embajador de Venezuela ante Naciones Unidas.