Dilma Rousseff: Los diputados salvaron al presidente golpista

A pesar de haber sido destituida en un juicio político, la exmandataria no tiene cuentas pendientes con la justicia de su país.

AFP

Dilma Rousseff se pronunció a través de su página en Facebook sobre la decisión que ayer tomó  el Parlamento para archivar la investigación por corrupción contra el actual presidente, Michel Temer.

“Los diputados que, ayer, salvaron al presidente golpista de ser juzgado en el STF (Supremo Tribunal Federal) por crimen de corrupción, son los mismos que el año pasado dieron inicio al impeachment fraudulento”, escribió la exmandataria en referencia al juicio político que la apartó de su cargo y puso en el poder a su fórmula vicepresidencial, el actual presidente.

Con el apoyo de 263 diputados, Temer logró que el senado no lo siguiera investigando por corrupción, lo que le permitó esquivar ser suspendido durante seis meses de su cargo.

Durante las intervenciones de 15 segundos a las que los  diputados tenían derecho antes de emitir su voto, la mayoría de quienes se pronunciaron a favor de Temer justificaban su voto diciendo que respondía a la  necesidad de conservar la estabilidad política de Brasil, en medio de una de las crisis políticas más duras de su historia. A pesar de esto,  una vez termine su mandato, a finales de 2018, Temer  podrá ser juzgado por los mismos cargos por un tribunal ordinario o por el Supremo Tribunal Federal.

A pesar de haber demostrado su domino sobre el Parlamento, apenas el 5% de los brasileros apoya al actual mandatario, que no fue electo popularmente y  cuya popularidad se vino a pique cuando se conocieron las grabaciones en las que le sugería al empresario Joesley Batista pagar sobornos por el silencio de Eduardo Cunha,  el cerebro de la destitución de la presidente Rousseff que ahora paga una condena de 15 años por corrupción.

“Saludo a los diputados y diputadas que estuvieron al lado de la legalidad y la justicia y no traicionaron la democracia y la nación brasileña”, añadió la exmandataria quien, a pesar de ser destituida por el Parlamento, no enfrenta ningún proceso ante la justicia de su país.