Dinero del autor de masacre de Las Vegas podría repartirse entre sus víctimas

Stephen Paddock era un contador jubilado y adinerado que vivía a una hora de Las Vegas. Víctimas piden a la justicia que su fortuna pase a manos de las familias de quienes asesinó o hirió el 1º de octubre de este año.

El 1º de octubre pasado, Stephen Paddock atacó a una multitud desde el piso 32 de un hotel en Las Vegas. Más de 50 personas resultaron muertas y casi 500, heridas. Foto: AFP

Los abogados de un grupo de víctimas de Stephen Paddock, el autor de la masacre de Las Vegas que dejó 58 personas muertas y más de 500 heridas el 1º de octubre de este año, solicitaron ante una corte de Nevada que la fortuna de Paddock sea repartida entre las familias de quienes fueron asesinados o heridos por Paddock ese domingo en la noche mientras disfrutaban de un evento de música. Esperan lograrlo sin demandas de por medio, para evitar así que el dinero se despilfarre entre maniobras jurídicas de abogados de otras víctimas.

Así lo reportó el diario The New York Times, el cual asegura que la fortuna de Paddock asciende a unos US$ 5 millones, obtenidos por su habilidad para negociar bienes raíces y por sus habilidades para apostar. Los abogados que presentaron la petición quieren asegurarse también de que ningún heredero de Paddock reclame derechos sobre ese dinero, aunque su familia asegura que el hombre, que no tenía hijos, no dejó ningún testamento. Y uno de los hermanos de Paddock ha señalado ya que esta familia apoya la idea de que el patrimonio de Paddock sirva para reparar aunque sea un poco el daño cometido. 

Hasta la fecha, más de 24 demandas han sido presentadas por familiares de las víctimas de Paddock, quien el pasado 1º de octubre se internó en un cuarto de un hotel de Las Vegas, en el piso 32, y empezó a disparar indiscriminandamente contra las personas que se encontraban disfrutando de un concierto de música country al alire libre. En siete minutos, cometió la masacre más sangrienta que haya afrontado Estados Unidos en los últimos años. 

(Vea: ¿Qué hacía un civil con un arma de guerra en Las Vegas?)

Una vez ejecutado el crimen, la Policía de Las Vegas divulgó que Paddock posiblemente  enfrentaba una fuerte depresión tras haber persido una cantidad significativa de dinero apostando en Las Vegas durante los dos últimos años. Ese se convirtió en el principal motivo, creían las autoridades estadounidenses, para que Paddock hubiera asesinado a tanta gente a sangre fría. Momentos después del tiroteo el Estado Islámico se adjudicó la autoría y aseguró que Paddock se habia convertido al Islam meses antes de la masacre, pero las autoridades de EE.UU. no encontraron indicios o pruebas que confirmaran esa versión.

(Le puede interesar: Los documentos del asesino de Las Vegas)