Diosdado Cabello pierde demanda por difamación contra The Wall Street Journal

El texto demandado asegura que "hay grandes pruebas para justificar que (Cabello) no es solo uno de los jefes, sino el jefe del cartel".

Foto: Agencia EFE

El dirigente oficialista venezolano Diosdado Cabello perdió una demanda por difamación presentada el año pasado en un tribunal federal de Nueva York contra los dueños del periódico The Wall Street Journal.

La juez federal Katherine Forrest desestimó la demanda de Cabello por un artículo publicado en mayo de 2015 en el que se apuntaba que estaba siendo investigado en Estados Unidos junto a otros miembros del Gobierno venezolano por tráfico de drogas y lavado de dinero. Lea también: Samper: Venezuela puede estar al borde de un golpe de Estado

En su fallo de 26 páginas, disponible este jueves en los registros electrónicos de la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York, la juez aseguró que el demandante no pudo acreditar que el periódico propiedad del grupo Dow Jones trató de perjudicar su imagen de forma "maliciosa".

"Dado que Cabello ya ha enmendado su demanda en dos ocasiones y no ha solicitado presentar enmiendas adicionales, esta corte declina darle otra oportunidad para enmendar la querella y, por tanto, el caso es desestimado con perjuicio", escribió la magistrada.

Al presentar la querella, el líder chavista argumentó que el artículo, titulado "Funcionarios venezolanos sospechosos de convertir al país en un centro global de cocaína", contenía "acusaciones falsas y difamatorias", y pedía una compensación.

Para el expresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, uno de los hombres más fuertes del chavismo, ese artículo formó parte de una campaña mediática en su contra para empañar la imagen del gobierno, que incluyó otra publicación similar en el diario español ABC.

"Hay grandes pruebas para justificar que (Cabello) no es solo uno de los jefes, sino el jefe del cartel", según las fuentes del Departamento de Justicia que citaba en su artículo el Journal, que añadieron que era "el principal objetivo" de la investigación.

Cabello, de 54 años, representa el ala más dura del chavismo y es actualmente uno de los miembros más influyentes de la plenipotenciaria Asamblea Nacional Constituyente, controlada por oficialistas.