"Alto al fuego" en Siria

EE. UU. anuncia un “alto al fuego” en Siria tras reunirse con Erdogan

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho que llegaron "buenas noticias" desde Turquía luego de una reunión entre el líder de ese país, Recep Tayyip Erdogan, y el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, sobre un alto el fuego en el norte de Siria.

anques del Ejército turco se dirigen al norte de Siria para llevar a cabo una operación militar, este jueves en Sanliurfa (Turquía). EFE

"Buenas noticias desde Turquía", escribió Trump en Twitter poco antes de que Pence anunciara en Ankara que Turquía estuvo de acuerdo con poner fin a sus operaciones militares una vez que las milicias kurdas abandonen una “zona segura” que todavía no se ha concretado. Las reuniones entre el vicepresidente estadounidense y el presidente turco se han saldado con un “alto al fuego” para los próximos cinco días en el noreste sirio después de jornadas de alto voltaje tras el anuncio de la ofensiva turca el pasado 9 de octubre.

En el acuerdo, Trump se compromete a cancelar las sanciones a Turquía y Erdogan frenará la ofensiva durante las próximas 120 horas para permitir que las tropas kurdas se replieguen y abandonen la esa “zona segura”.

“Quiero agradecer y felicitar al Presidente Erdogan. Es amigo mío y me allegro de que no hayamos tenido problema, porque, francamente, es un pedazo de líder y un tipo duro, un hombre fuerte”, ha declarado Trump esta mañana.

A priori el anuncio del acuerdo entre Washington y Ankara no tiene mucho sentido para los kurdos, los grandes damnificados del conflicto que no han estado representados en las negociaciones. Del pacto se desprende que los kurdos ‘regalan’ una franja de 30km del Kurdistán a las tropas turcas a cambio de nada. Al respecto de la noticia, el autogobierno kurdo ya ha aceptado lo acordado entre Pence y Erdogan.

Quienes todavía no se han pronunciado a esta hora son el Kremlin ni el gobierno sirio. A Trump, por su parte, parece que no le habría sentado nada bien el pacto entre las Fuerzas Democráticas Sirias con Damasco y Moscú. En imágenes: Kurdos y sirios huyen tras ofensiva turca en el norte de Siria

Pelosi acusa a Trump de beneficiar a Rusia con sus decisiones sobre Siria

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, ha asegurado este jueves que la postura del presidente Donald Trump respecto a Siria beneficia a Rusia. Las declaraciones de la demócrata se suceden luego de que ayer, los líderes republicanos y demócratas en el Congreso se reunieran en la Casa Blanca con el mandatario para abordar la cuestión siria, un encuentro que ella y su equipo abandonaron de manera abrupta después de que el presidente se refiriera a ella como una “política de tercera”.

"Como saben esto fue el tema de conversación ayer en la Casa Blanca, yo también le dije al presidente que estoy preocupada y que nuestro camino lleva a Vladimir Putin", ha manifestado Pelosi en su rueda de prensa semanal.

En palabras de la legisladora, “Rusia ha tratado de afianzarse en Siria por largo tiempo en Oriente Medio y (lo ha hecho) de forma exitosa. Ahora el presidente le ha dado una oportunidad con los kurdos recurriendo a ellos (los rusos) en busca de apoyo en Siria".

"Los rusos son beneficiarios de cualquier suspensión de ayuda a Ucrania, de nuevo Putin se beneficia", ha dicho Pelosi, que también se ha quejado de que Trump está poniendo en duda el compromiso de EE. UU. con la OTAN.

Ayer, Pelosi y otros líderes demócratas abandonaron su reunión con el presidente alegando insultos a la presidenta de la Cámara de Representantes por parte del magnate republicano. "Ella mantuvo la calma completamente, pero él (Trump) la llamó política de tercera clase. Dijo que hay comunistas implicados (en el conflicto de Siria) y que 'a ustedes, muchachos, les podría gustar eso", detalló el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, en una rueda de prensa tras el encuentro.

La reunión tuvo lugar luego de que la Cámara de Representantes condenara por una incontestable mayoría la decisión del presidente de retirar las fuerzas estadounidenses del noreste de Siria, una votación que obtuvo 354 votos a favor y 60 en contra y en la que muchos republicanos se sumaron a la mayoría demócrata.

Tras el enfrentamiento de ayer con el presidente, Pelosi ha recordado hoy que el objetivo de los demócratas en el encuentro de ayer no era otro sino conocer cuál es el plan de Trump tras el repliegue en Siria y en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico. Vea también: EE. UU. le impone sanciones a Turquía por incursión en Siria 

¿Se beneficia Rusia de la decisión de EE. UU. de retirar sus tropas del noreste sirio?

El repliegue de tropas de EE. UU. en Siria despejó el camino para la ofensiva turca contra los kurdosirios, aliados de Washington en la lucha contra el Estado Islámico, cuyo fin del califato celebró entonces el presidente. Ahora, la amenaza es el retorno de ese grupo terrorista después de la decisión del republicano.

En medio de esta controversia, Rusia se está beneficiando significativamente de la operación militar impulsada por Ankara. Con la confianza propia de quien se sabe amo del lugar, el Kremlin ha lanzado en las últimas horas una dura advertencia al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, haciéndole saber que no tolerará entrentamientos armados entre el Ejército de Bashar Al Asad, su principal aliado, y las tropas turcas. Esta ‘advertencia’ sucedía el martes al tiempo que las tropas rusas tomaban posiciones en bases militares ocupadas por los estadounidenses hasta las últimas jornadas, sin duda unas imágenes muy simbólicas que dan muestra de la pérdida de influencia estratégica del gigante norteamericano en la región al tiempo que denotan un posicionamiento clave de Putin y los suyos en el terreno.

Aleksándr Lavrentiev, enviado del Kremlin para Siria, haciendo gala de su papel geoestratégico relevante en la región, previno a Ankara el martes de que bajo ningún concepto permitirá que la presencia militar turca en Siria se prolongue en el tiempo y que, además, más pronto que tarde, las fuerzas del régimen sirio deberán retomar el control de toda la frontera norte de Siria. "Siempre hemos instado a Turquía a contenerse y que la operación era inaceptable; la seguridad de la frontera norte debe ser garantizada por el despliegue de tropas gubernamentales sirias en toda su longitud", reseñó.

Rusia, seguida ahora por Irán, estrenan el rol de los países con mayor influencia en Siria, llenando el vacío dejado por el retiro estadounidense. El gigante del Este tendrá que valorar ahora la decisión de EE. UU. y Turquía de llevar a cabo el “alto al fuego” para los próximos cinco días.

 

886441

2019-10-17T15:15:22-05:00

article

2019-10-17T15:53:13-05:00

alagos_86

none

- Redacción Internacional con información de agencias

El Mundo

EE. UU. anuncia un “alto al fuego” en Siria tras reunirse con Erdogan

74

8099

8173