Antony Fauci: “En EE. UU. llevar mascarilla o no se convirtió en algo muy político”

Noticias destacadas de El Mundo

El epidemiólogo más reconocido de Estados Unidos, Antony Fauci, le dijo al diario español “El País” que todo el mundo debería usar tapabocas.

Cuando el brote de coronavirus llegó a Estados Unidos, el presidente Donald Trump solía aparecer en las ruedas de prensa sobre la pandemia, acompañado de Antony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos y una de las voces científicas más respetadas del mundo. Entonces rectificaba cada despropósito que el mandatario republicano decía sobre el avance de la COVID-19.

Así se convirtió en una de las voces más confiables de millones de estadounidenses que no sabían qué hacer frente a un virus desconocido, cuya gravedad negaba Trump, pero que expertos recomendaban tomar con precaución.

Sin embargo, Fauci parece haberse cansado; ya no aparece al lado de Donald Trump, quien lo acusó de haber cometido muchos errores justo ahora que la pandemia se agrava: desde febrero, cuando se registró el primer muerto por COVID-19 en el país, el número de víctimas asciende a 135.066, los contagios ascienden a 3′282.554.

Este fin de semana, varios estados en todo el país registraron picos inéditos de contagios diarios. En particular, Florida (sureste) registró 15.299 nuevos casos de coronavirus en un día, con lo que alcanzó un nuevo récord para un estado en el país, según cifras oficiales publicadas el domingo.

En entrevista con el diario español El País, Fauci aseguró que, “en EE. UU. llevar mascarilla o no se convirtió en algo muy político, es increíble la diferencia entre lo que se ve en Washington DC y lo que se ve en Texas u Oklahoma”; también reiteró sus advertencias de que el brote en el país se agrava ante la falta de una estrategia coherente.

Ver más: EE. UU., a una mascarilla de su próximo presidente

Las unidades de cuidados intensivos en muchos hospitales operan cerca del límite de su capacidad, y hubo informes en Arizona de que las autoridades locales adquirieron camiones refrigerados porque las morgues estaban llenándose.

“No se trata solo de haber abierto demasiado pronto. Algunos Estados lo han hecho, sin seguir las directrices, y otros han abierto de forma correcta, pero la población no ha seguido esas directrices y ha acudido a grandes concentraciones sin llevar máscaras o se ha juntado en bares. Todo eso ha llevado a un aumento de la transmisibilidad. Así que es una combinación de las dos cosas, de haber abierto demasiado pronto en algunos casos y, además, incluso en los que lo hicieron de forma correcta, de la gente que no siguió las recomendaciones”, señaló a El País.

Fauci fue claro en decir que esto que pasa en EE. UU. no es una segunda ola “porque aún estamos en la primera, no hemos salido de ella”.

Trump usa mascarilla

El aumento en los casos de coronavirus ha presionado a algunos gobernadores en los estados del sur a frenar o dar marcha atrás en las reaperturas, y algunos han impuesto el uso de máscaras. El gobernador demócrata John Bel Edwards, de Louisiana, impuso el sábado el requisito de usar tapabocas en la mayoría de las circunstancias y ordenó que se cerraran los bares.

Ver más: ¿Cómo fue que la pandemia le ganó a Trump?

El propio Trump, reticente a usar tapabocas y quien ha restado importancia a su uso, portó uno por primera vez en público el sábado.

Informes de prensa de esta semana dijeron que sus asesores prácticamente le rogaron al mandatario que cediera y usara una mascarilla en público, ya que los casos de coronavirus se disparan en algunos estados.

Comparte en redes: