EEUU volverá a oponerse a voto contra embargo a Cuba en ONU

Trump endureció nuevamente la política hacia la isla, revirtiendo algunas medidas que habían aliviado el embargo, incluso antes del más reciente incidente por unos supuestos ataques "sónicos" a diplomáticos estadounidenses en La Habana.

Foto: AFP

Estados Unidos volverá a votar contra una resolución anual de la ONU que condena el embargo comercial a Cuba, un año después de que se abstuviera por primera vez en 25 años.

La portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, dijo que la embajadora estadounidense Nikki Haley votará "no" cuando la propuesta sea sometida a la Asamblea General de Naciones Unidas el miércoles.

Por un cuarto de siglo, Cuba ha elevado la moción ante el pleno de la ONU, y cada año Washington -y uno o dos de sus más duros aliados- votaba en contra, hasta el año pasado.

Entonces, el presidente Barack Obama decidió abstenerse de la votación, un gesto simbólico al descongelamiento de las relaciones que su gobierno había iniciado con el régimen comunista de Raúl Castro desde diciembre de 2014.

Bajo la presidencia de Trump, ese descongelamiento parece haberse detenido si bien los vecinos y antiguos enemigos de la Guerra Fría no han cortado relaciones.

"Históricamente hemos votado en contra de esta resolución. El año pasado, Estados Unidos se abstuvo", dijo Nauert.

"La embajadora Haley revertirá la abstención del año pasado y votará en contra de la resolución", agregó.

La portavoz explicó que el voto, que seguramente colocará a Haley en una minoría de uno o dos países en la Asamblea General, hará hincapié en la nueva política del presidente Donald Trump hacia Cuba.

"La política de Trump hacia Cuba pone mayor énfasis en avanzar en los derechos humanos y la democracia en Cuba manteniendo al mismo tiempo el compromiso que sirve a los intereses nacionales de Estados Unidos", señaló.

Obama, que antecedió a Trump al frente de la Casa Blanca, impulsó un lento acercamiento con Cuba, incluyendo la reapertura de embajadas en Washington y La Habana y un quirúrgico alivio del embargo contra la isla.

Pero Trump endureció nuevamente la política hacia la isla, revirtiendo algunas medidas que habían aliviado el embargo, incluso antes del más reciente incidente por unos supuestos ataques "sónicos" a diplomáticos estadounidenses en La Habana.

Funcionarios estadounidenses afirman que al menos 24 diplomáticos han sufrido una variedad de problemas, incluyendo pérdida de audición y trauma cerebral. Luego de inicialmente cooperar en la investigación, Cuba niega que los "ataques" tuvieron lugar y el canciller Bruno Rodríguez denunció el fin de semana una "manipulación política" para descarrilar la relación bilateral.

Pero Nauert insistió en que la decisión de retomar la oposición a la resolución en la ONU no estaba relacionada con el incidente sino a una revisión más amplia de la política de Washington hacia Cuba.

La misión de Cuba en Naciones Unidas divulgó un comunicado denunciando que 70% de los cubanos nacieron y crecieron bajo un embargo que "impide el desarrollo económico de Cuba y constituye una flagrante violación de los derechos humanos del pueblo cubano".

"Con esta política hacia Cuba, el presidente Trump revierte el progreso alcanzado en las relaciones bilaterales", añadió el texto.

 

últimas noticias

El mundo en 2018: Lo que dejó el año que pasó

El mundo en 2018: el año de los populistas