Egipto: en donde las mujeres llevan las de perder

Una presentadora de televisión que habló de derechos femeninos fue a parar a la cárcel por hablar de madres solteras. Un abogado que invitó a acosar y violar a las mujeres sigue libre.

Varias mujeres asisten a una exposición en El Cairo. AFP

Según una reciente encuesta realizada en 22 países de Oriente Medio, Egipto es el peor lugar del mundo para ser mujer. El 99,3% de las mujeres han sido víctimas de acoso sexual, los índices de mutilación genital son muy altos y además son víctimas de una justicia machista. 

Durante las protestas en el marco de la primavera árabe (2011) en la plaza Tahrir, decenas de mujeres fueron víctimas de acoso y violación, según denunciaron organismos humanitarios. De acuerdo a Human Rights Watch, solo en la plaza Tahrir, durante las protestas contra, el ahora procesado presidente, Morsi, 91 mujeres fueron violadas o agredidas sexualmente en público.

Luego de la caída del presidente Hosni Mubarak, los derechos de la mujer lejos de mejorar, empeoraron.

Un estudio realizado por la fundación Thomson Reuters Foundation, citado por The New York Times, identificó a Egipto como el peor país en el que una mujer puede vivir dentro de los países la Liga Árabes. Esto incluyendo a Siria, que fue expulsado de la liga en el 2011.

El estudio incluyó la opinión de 336 expertos en temas de género, todos de los 21 países miembros de la liga. Los aspectos examinados para el reporte fueron la violencia contra la mujer, los derechos reproductivos, el tratamiento de las mujeres en la familia, su integración en la sociedad y las actitudes hacia el papel de la mujer en la política y la economía.

"En casi todas las categorías, Egipto consiguió el menor puntaje", aseguró el periódico El Mundo.En el estudio Irak es el segundo peor lugar para ser mujer, seguido por Arabia Saudí, Siria y Yemen, señaló el medio español.

Condenada por hablar de madres solteras

La situación está lejos de mejorar. Esta semana, la justicia egipcia condenó a tres años de cárcel a una presentadora de televisión que había dedicado un programa al derecho de las mujeres a ser madres solteras. 

Doaa Salah, que presenta un programa semanal en un canal privado, fue acusada de "ultraje a la decencia pública" y deberá pagar una fianza de 10.000 libras egipcias (unos 488 euros, 566 dólares) para poner permanecer en libertad a la espera de un posible recurso, según fuentes judiciales. 

En el programa emitido en julio, Salah abordó la posibilidad de que una mujer fuera madre soltera, sugiriendo que ésta podría "casarse únicamente para el nacimiento de su hijo y divorciarse después". 

Luego le preguntó su opinión a la audiencia y llegó a la conclusión de que todo el mundo "rechazaba la idea" del embarazo fuera del matrimonio. "No todo lo que ocurre en el extranjero puede pasar en nuestra sociedad", concluyó.

La sexualidad antes del matrimonio sigue siendo un tema tabú en la conservadora sociedad egipcia. 

Abogado que incita a violar mujeres

Pero la ley no es igual en el caso de los hombres. El abogado Nabih al-Wahsh aseguró en un canal de televisión que "¿Estás bien con ver a una chica caminando en la calle mostrando la mitad de su parte trasera? Yo digo que cuando una chica camina así es un deber patriótico acosarla y un deber nacional violarla".

No conforme con el absurdo que había dicho agregó. "Las mujeres se deben respetar ellas mismas para que los demás las respeten. Proteger la moral es más importante que proteger fronteras".

La primera reacción a sus palabras llegó de las propias mujeres que estaban presentes en el plató, a lo que luego siguieron reacciones airadas a través de las redes sociales.

El Consejo Nacional de Mujeres de Egipto ya ha anunciado que presentará una queja contra el canal de televisión y ha pedido al resto de medios que se abstengan de difundir este tipo de mensajes que hacen apología e instigan la violencia contra las mujeres.

¿Proteger la moral condenando y persiguiendo a las mujeres?