El agridulce regreso a la libertad del opositor venezolano Yon Goicoechea

Este político, de 33 años, fue liberado luego de pasar 14 meses recluido en la sede del servicio de inteligencia nacional. Ahora, entre las descalificaciones de otros opositores, acaba de anunciar su candidatura a la alcaldía de El Hatillo.

Yon Goicoechea, abogado de 33 años que ha sido opositor del chavismo en Venezuela y quien ahora es candidato para la alcaldía de El Hatillo. Cortesía Andreina Itriago

El opositor venezolano Yon Goicoechea está libre pero preocupado. Han pasado cinco días desde que salió de la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y dejó atrás las preocupaciones que tuvo durante los 14 meses que duró su reclusión. Ahora, en la calle, se encuentra a una oposición “desunida” y que “tan pronto como febrero” podría enfrentarse en unas elecciones presidenciales contra el Gobierno.

“¿Qué vamos a hacer con una oposición en el estado en que está hoy? Si nosotros llegamos a esas elecciones con el estado de desconfianza, de descalificación y de falta de unidad que tenemos hoy, el único resultado probable es que se reelija Nicolás Maduro”, le dijo Goicoechea a la Agencia Anadolu.

Ahora su situación política es incierta. Hasta hace unos días fue militante activo de Voluntad Popular (VP), el partido del líder opositor detenido Leopoldo López. Pero, a pocas horas de que recuperara su libertad, Avanzada Progresista, uno de los partidos de oposición que decidieron participar en las elecciones municipales de diciembre, sorprendió al país al anunciar que Goicoechea –quien es venezolano con raíces españolas– sería su candidato para la alcaldía de El Hatillo, uno de los cinco municipios que componen el Área Metropolitana de Caracas.

Pocos días antes, VP y otros partidos de oposición habían informado que no participarían en los comicios de diciembre. “No seremos copartícipes de un nuevo fraude contra nuestro pueblo”, dijo el 30 de octubre Freddy Guevara, vicepresidente de la Asamblea Nacional y quien actualmente está resguardado en la embajada de Chile en Venezuela, luego de que, el pasado viernes, el Tribunal Supremo de Justicia pidiera levantar su inmunidad parlamentaria.

Los partidos que tomaron la decisión de no participar en las elecciones municipales, entre ellos VP, advirtieron que los militantes que se presentaran como candidatos serían automáticamente excluidos de sus filas.

El ahora candidato Goicoechea está a la espera de presentar sus alegatos en el espacio correspondiente, y espera “solucionar” el problema con sus compañeros: “Toda expulsión de todo partido democrático pasa por un tribunal disciplinario, donde hay un procedimiento y donde se le da a uno la oportunidad de expresarse”.

Goicoechea manifestó que su intención es continuar en el partido de López, aunque en este momento tengan posiciones distintas.

Las descalificaciones no solo han venido de parte de sus compañeros de VP, sino de miembros de otros partidos de oposición, como Primero Justicia, del que también había hecho parte.

Estos últimos han asegurado que la libertad de Goicoechea dependió de su postulación. De hecho, otro de los dirigentes de VP que estuvo preso y que también fue liberado, la madrugada del pasado sábado, habría sido postulado como candidato por otro partido.

Goicoechea niega las acusaciones en su contra y dice que él siempre ha promovido la participación en procesos electorales. Además asegura no estar dispuesto a “entregar” espacios como El Hatillo –tradicionalmente de oposición– al gobierno de Maduro.

“Es muy fácil descalificar, específicamente cuando tienes intereses en descalificar. Creo que en la oposición hemos caído en una facilidad de autodestrucción impresionante, donde todo el que piense distinto es traidor. Si alguna tarea política me doy en este momento es detener eso”, le dijo Goicoechea a la Agencia Anadolu.

La otra tarea es luchar por ganar en las elecciones. Aunque dice que en este municipio la contienda es fácil, “aún con abstención alta”, el tema de la participación de los ciudadanos opositores es algo que también le preocupa: “La abstención nos va a hacer muchísimo daño. Vamos a perder muchísimas alcaldías por la abstención. Es una lástima”.

El 29 de agosto de 2016, mientras circulaba en su vehículo por Caracas, Goicoechea –quien fue uno de los líderes del movimiento estudiantil que se enfrentó en 2007 al gobierno del expresidente Hugo Chávez– fue interceptado y detenido por funcionarios armados del Sebin.

Presuntamente le incautaron dos cilindros de cinco centímetros de material explosivo, explosivo del cordón detonante, así como 1.325 gramos de material explosivo y material subversivo. Su abogado, Nizar El Fakih, cuestionó la veracidad de las pruebas y expresó que su detención se había hecho irregularmente, al igual que su encarcelamiento.

Desde octubre de 2016 Goicoechea tenía la orden judicial de libertad, pero esta se ejecutó casi un año después. En julio de este año, el entonces defensor del pueblo, el oficialista Tarek William Saab, había solicitado su liberación. Lo mismo había hecho la ONU, luego de determinar que su detención había sido “arbitraria”. La Fiscalía General de la República también había pedido el sobreseimiento de su caso.

Pero no fue sino hasta la madrugada de este sábado 4 de noviembre cuando finalmente obtuvo la libertad condicional. Según le informó su abogado a la Agencia Anadolu, Goicoechea ahora debe presentarse periódicamente en el tribunal, pues su proceso penal no ha sido cerrado. Mientras tanto, también tiene prohibición para salir del país.

 

últimas noticias