El ataque en el Puente de Londres irrumpe en la campaña electoral de Reino Unido

El Partido Laborista y el Conservador cruzaron reproches por el manejo de la seguridad nacional luego del ataque en la capital de Inglaterra el pasado viernes. Las elecciones están a la vuelta de la esquina.

El ataque en el Puente de Londres irrumpe en la campaña electoral de Reino Unido.EFE

Luego de que el Estado Islámico asumiera la autoría del ataque en el Puente de Londres del pasado viernes, la seguridad nacional se convirtió en un tema de debate nacional a menos de dos semanas para que se celebren las elecciones generales en el Reino Unido. El primer ministro británico y líder conservador, Boris Johnson, quien espera lograr la mayoría absoluta en el Parlamento para concretar sus planes del ‘Brexit’, lamentó el incidente y aprovechó para arremeter contra su principal rival, el laborista Jeremy Corbyn, a quien acusó de buscar perjudicar la seguridad nacional.

“Me preocupa que Corbyn esté presentando planes para debilitar nuestro sistema y hacer más difícil para nuestros servicios de seguridad la detención de las personas que quieren hacernos daño. Quiere dar más poder a los abogados de derechos humanos, lo que nos haría menos seguros”, confesó Johnson en un artículo de la prensa local. “Él tiene una visión totalmente diferente de la seguridad…no creo que pueda proporcionar el liderazgo que este país necesita”, agregó.

Johnson prometió que, en caso de permanecer en el poder después de los comicios, apoyará a los cuerpos de seguridad y les brindará toda la financiación necesaria para aumentar su cuerpo de oficiales.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, cerró su primer año con mejor aprobación que la de los expresidentes Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón y Vicente Fox en el mismo periodo. Aunque promovió numerosos programas sociales, enfrentó varias crisis de seguridad, problemas económicos y conflictos diplomáticos.

Pero Johnson no fue el único en adoptar la seguridad nacional como un tema de debate previo a los comicios. Los dos principales partidos británicos, conservador y laborista, cruzaron reproches sobre las responsabilidades relacionadas con el atentado que dejó dos víctimas mortales y tres heridos el pasado viernes en Londres.

El líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, esgrimió por su parte que las políticas de austeridad de la última década y la privatización de una parte del sistema de prisiones ha erosionado la capacidad de las autoridades para controlar que se cumplen los requisitos de la libertad vigilada.

La policía informó hoy de que la mujer que murió en el ataque del viernes es Saskia Jones, antigua estudiante de la Universidad de Cambridge, de 23 años. También perdió la vida Jack Merritt, de 25 años, coordinador del curso sobre reinserción del Instituto de Criminología de esa universidad al que había sido invitado Khan cuando inició su ataque. De los tres heridos en el atentado, uno ha sido dado de alta, mientras que otros dos continúan ingresados en "condición estable", informaron las autoridades sanitarias. Le puede interesar: Brexit: el futuro incierto para los europeos que viven en Reino Unido 

El atentado en Londres interrumpió durante más de una jornada la campaña electoral para los comicios generales del próximo día 12 en el Reino Unido. Los principales partidos reiniciaron este domingo por la tarde sus actos de campaña, que por el momento ha pasado a centrarse en las propuestas relacionadas con la seguridad, en lugar de en el "brexit", que había dominado hasta ahora el debate.

En un mítin en Yorkshire (norte de Inglaterra), Corbyn sostuvo que las intervenciones militares del Reino Unido en el extranjero han "exacerbado, más que resuelto", el problema del terrorismo.

"La amenaza terrorista no puede ni debe ser reducida a una cuestión de política exterior. Aún así, en demasiadas ocasiones las acciones de sucesivos gobiernos han echado gasolina, y no reducido, esa amenaza", declaró.

El ministro de Exteriores, el conservador Dominic Raab, criticó por su parte a Corbyn por haber afirmado que los terroristas "no necesariamente" deben cumplir íntegramente su sentencia, sino que depende de sus circunstancias individuales.

Los conservadores, recalcó Raab, quieren que los condenados por delitos graves relacionados con el terrorismo cumplan penas íntegras de al menos 14 años. El liberaldemócrata Chuka Umunna, por su parte, reprochó a laboristas y conservadores que hayan "tratado de utilizar un incidente terrorista" para lograr ventajas electorales.

El ataque del pasado viernes ha incrementado aún más la vigilancia en las calles de la capital británica, que se prepara para acoger esta semana una cumbre de líderes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Johnson confirmó que espera reunirse durante ese encuentro con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, uno de los asistentes a la reunión. Todavía con la alerta de seguridad por el último atentado en marcha, la policía metropolitana de Londres advirtió en Twitter durante la madrugada del domingo de una "fuerte explosión" en la zona norte de la capital, después de haber recibo diversos avisos por ese motivo.

Poco después, la policía aclaró que se trataba de una "explosión sónica" provocada por un caza de la Fuerza Aérea británica que sobrevolaba la ciudad. La Real Fuerza Aérea (RAF) informó de que dos aviones de combate del escuadrón de respuesta rápida despegaron poco después de las cuatro de la madrugada para interceptar a una aeronave con la que se había perdido la comunicación, que más tarde fue restablecida.

 

 

893826

2019-12-01T18:59:52-05:00

article

2019-12-01T18:59:52-05:00

cgomez_250775

none

- Redacción EFE

El Mundo

El ataque en el Puente de Londres irrumpe en la campaña electoral de Reino Unido

81

6863

6944