El ataque en NYC fue planeado durante semanas

El autor del atentado que dejó ocho muertos y 12 heridos en Nueva York, un uzbeko, planificó su crimen durante semanas y cometió el atentado en nombre del grupo yihadista Estado Islámico (EI), según la policía.

Una mujer ata un pañuelo, en memoria de las víctimas del atentado en Manhattan. AFP

Sayfullo Saipov, de 29 años, embistió a peatones y ciclistas con una camioneta alquilada el martes a las tres de la tarde en el moderno y caro barrio de Tribeca, en el atentado más mortífero cometido en Nueva York desde que la red Al Qaida derribó las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001.

Mientras niños y sus padres celebraban Halloween, el día de brujas, Saipov salió de la camioneta sosteniendo dos pistolas falsas y gritó "Allah Akhbar" (Dios es grande), antes de ser baleado por un agente en el estómago y detenido.

"Parece que Saipov planificaba esto desde hace numerosas semanas", dijo John Miller, jefe adjunto de inteligencia y contraterrorismo de la policía de la ciudad, en una conferencia de prensa.

"Lo hizo en nombre del Estado Islámico", precisó.

Cinco de los fallecidos son argentinos, parte de un grupo de 10 amigos que celebraban 30 años de egresados de la Escuela Politécnica de la ciudad de Rosario. Otro de ellos está internado en terapia intensiva y no se ha enterado aún de lo ocurrido, dijo el cónsul argentino Mateo Estremé a periodistas.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Rex Tillerson, habló por teléfono este miércoles con su par argentino, Jorge Faurie, y le expresó condolencias por las víctimas argentinas.

Los amigos paseaban de a dos en bicicleta cuando "sintieron el ruido de una camioneta y no tuvieron el tiempo de reaccionar, comenzaron a ser atropellados", contó Estremé. "Recuerdan una escena dantesca, casi infernal, en la cual los cuerpos estaban el piso, la sangre estaba alli, se produjo un tiroteo con el conductor de la camioneta y posteriormente fueron evacuados a los hospitales", añadió.
Una mujer belga también murió. Del total de 12 heridos, nueve siguen en el hospital.

 "Al pie de la letra" 

Saipov, que llegó a Estados Unidos en 2010 y residía legalmente en Paterson, Nueva Jersey, ya fue interrogado en el hospital donde está internado.

Miller sostuvo que parece haber seguido "al pie de la letra las instrucciones que el EI publicó en redes sociales para sus seguidores sobre cómo llevar un ataque de este tipo".

Los atentados con coches que embisten peatones o ciclistas ya han sido utilizados por simpatizantes del EI en Occidente, incluido en Barcelona, Londres, Estocolmo y Niza, donde un camión conducido por un tunecino mató 86 personas el 14 de julio de 2016.

Saipov nunca había sido investigado antes por el FBI -la policía federal- ni por la inteligencia policial de Nueva York, pero al parecer sí se relacionaba con gente investigada por las autoridades, dijo Miller.

"Parece que tenía alguna conexión con individuos que eran blanco de investigación, aunque él no lo era", precisó.
El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que Saipov se radicalizó tras llegar a Estados Unidos y actuó como "un lobo solitario". 

"Animal" 

El presidente Donald Trump, que enfrenta el peor atentado de inspiración yihadista de su gobierno, catalogó a Saipov de "animal" y dijo que había sido un contacto para hasta 23 inmigrantes o futuros inmigrantes a Estados Unidos.

Trump sostuvo que "ciertamente consideraría" enviarlo a la prisión de Guantánamo (Cuba), y anunció que inició el proceso para terminar el popular programa de asignación de "green cards" o visas de residencia por lotería, a través del cual Saipov entró al país.

El programa, creado en 1990, otorga permisos de residencia permanente a unos 50.000 solicitantes de todo el mundo cada año, y abre la puerta para que sus familiares los sigan.

Trump ya ha reducido la cifra de entrada de refugiados en más de 50%, endureció los requisitos para otorgar visas a través del mundo e intentó prohibir la entrada de viajeros de 11 países, la mayor parte con poblaciones de mayoría musulmana. Pero no Uzbekistán, también de mayoría musulmana, que formó parte de la antigua Unión Soviética, tiene frontera con Afganistán y donde hay mucha pobreza, corrupción y un gobierno autoritario.

Saipov vivió en Florida y Ohio antes de mudarse a Paterson, una ciudad antiguamente industrial en Nueva Jersey a unos 30 km al noroeste de Nueva York, donde vivía con su esposa y tres niños.
Los vecinos del barrio inmigrante y de clase obrera reaccionaron horrorizados a la noticia, y dijeron que sabían muy poco de su discreto vecino.

"Es un barrio muy tranquilo. Dejamos nuestras puertas sin trancar. Pensábamos que estábamos bastante seguros, pero saber que alguien así vive en esta calle da miedo", dijo Kimberley Pérez, de 20 años, que vive frente a la casa de Saipov.

El célebre maratón de Nueva York, con participación de más de 51.000 corredores y que será visto por unas 2,5 millones de personas en las calles de la ciudad, se realizará el domingo como estaba planeado, pero la seguridad será reforzada, informó el alcalde Bill de Blasio.
La seguridad ha sido reforzada asimismo en estaciones de metro y tren, en aeropuertos, túneles y en Times Square.
"Tengo miedo. Esto está pasando en todos lados y ahora aquí", dijo a 100 metros del lugar del atentado Megan Brosterman, de 38 años, mientras sostenía la mano de su hija de cuatro años.

 

últimas noticias