El ‘autobús de deportación’, la polémica campaña por la gobernación de Georgia

Michael Williams, senador del Partido Republicano en Estados Unidos, conduce un vehículo gris con anuncios antinmigrantes desde el que promete rastrear a los indocumentados y devolverlos a sus casas de convertirse en el nuevo gobernador de Georgia.

El ‘autobús de deportación’, la polémica campaña por la gobernación de Georgia
El candidato a gobernador de Georgia, Michael Williams, recorre ciudades del estado en lo que ha denominado el 'autobús de la deportación'.EFE

“¡PELIGRO! Asesinos, violadores, secuestradores de niños y otros delincuentes a bordo: síganme a México”. Con este aviso, Michael Williams, senador del Partido Republicano de Estados Unidos hace campaña para quedarse con la gobernación del estado de Georgia. El mensaje, explícitamente xenófobo, está estampado en la parte trasera de un autobús gris con el que el candidato recorre ciudades para difundir sus políticas antiinmigrantes.

Williams, quien fue copresidente de la campaña presidencial de Donald Trump, declaró ser abiertamente “el candidato más antiinmigrante en la historia de Georgia”, uno de los estados en los que Trump consiguió la mayoría en 2016. Aunque las encuestas lo ubican por debajo de los demás aspirantes al cargo, el republicano llama la atención de los votantes por medio de un discurso de indignación que llama a un control de migración más estricto.

“No solo los vamos a rastrear, vamos a ponerlos en este autobús y enviarlos a casa”, señala el senador Williams en un video de su campaña. “El principal propósito de este tour es crear conciencia sobre el problema que tenemos con la inmigración ilegal, nos estamos convirtiendo en un país con el que muchas personas se están saliendo con la suya cuando quebrantan la ley”, añadió.

El famoso autobús pintado de color gris plomo en el que viaja Williams fue nombrado como el ‘autobús de la deportación’ por el candidato. Las duras críticas de activistas proinmigrantes no han frenado la polémica campaña. El senador promete que si llega a quedarse con el cargo rastreará, detendrá y deportará a los indocumentados. El polémico mensaje de Williams hace parte de una serie de candidatos republicanos que quieren asemejarse a las doctrinas del presidente Trump. Según The Washington Post, este grupo de políticos que quieren parecerse más al mandatario tocan temas candentes desde sus campañas como la posesión de armas y la inmigración.

Brian Kemp, actual secretario de estado de Georgia y otro de los candidatos al cargo de gobernador del estado, desató la polémica a principios de mayo luego de publicar un video de su campaña en el que le apunta con un rifle a un joven que pretende salir con una de sus hijas. “Si quieres salir con una de mis hijas más vale que tengas respeto por las mujeres y una saludable apreciación de la segunda enmienda”, dice el candidato. La propaganda fue usada poco después del tiroteo en la escuela de Parkland, Florida y no fue bien recibido por parte del público demócrata.

“Las políticas racistas no tienen cabida en Georgia y este tipo de retórica lo único que hace es ponernos cincuenta años atrás, y nosotros solo queremos avanzar como comunidad”, sostuvo Adelina Nicholls, directora ejecutiva de la Alianza Hispana Pro Derechos Humanos a la Agencia EFE.

Ser políticamente incorrecto, al estilo de Trump, se está convirtiendo en la nueva forma de hacer campañas políticas en Estados Unidos. Marcha Blackburn, también republicana, manifestó estar orgullosa de sus apariciones políticamente incorrectas. Del otro lado, Martha McSally, del Partido Demócrata, evocó de igual forma el lenguaje del presidente de una manera positiva. Ahora, las propagandas que exhortan al odio, como las del ‘autobús de deportación’ de Williams, son más comunes que antes, pues tras el triunfo del presidente sus seguidores esperan lograr el mismo éxito con la misma fórmula de Trump: ser políticamente incorrecto.

Le puede interesar: Sube respaldo a Trump, ¿alguien lo entiende?