El candidato Carlos Ocariz denuncia que lo agredieron con piedras antes de votar

Tras la despedida de Henrique Capriles como gobernador de Miranda y de haber sido inhabilitado como candidato por la Asamblea Nacional Constituyente, Ocariz es la representación de de la oposición en las elecciones regionales que se votan hoy en Venezuela.

El candidato a gobernador por el estado de Miranda, Carlos Ocariz, agradece a sus seguidores en el municipio de Sucre, del que fue alcalde hasta la fecha. AFP

Según el diario El Nacional, cuando Ocariz entregaba declaraciones a medios de comunicación en el municipio de Sucre, en la parroquia de Petare, motorizados empezaron a arrojarle piedras y otros objetos. Los atacantes vestían camisetas de Carlos Rodríguez, el candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y también llevaban el logo del movimiento. 

Ocariz se desempeñaba como alcalde de Sucre, hasta que decidió presentarse como candidato para estas elecciones regionales. Ese municipio aloja a Petare, una de las favelas más grandes de América Latina, en donde se presentan unas de las tasas de inseguridad más altas de Venezuela.

La importancia de Miranda 

 

El Estado de Miranda ha sido históricamente fiel a la oposición. "Es el equivalente al estado capital", le dijo a la agencia AFP el politólogo Luis Salamanca. En efecto, Miranda es el segundo en número de electores, con más de 2 millones. 

Henrique Capriles, el líder opositor que ha estado más cerca de arrebatarle la presidencia de la república al chavismo, fue el gobernador de este Estado desde el 2008. En abril de este año, la Contraloría General de la República anunció que lo inahibilitaría del juego político durante 15 años. 

La autoridad venezolana argumentó que, en su lucha por la corrupción, había encontrado irregularidades durante la administración de Capriles: "por incurrir en supuestos ilícitos tipificados" como "no presentar el presupuesto local ante el Consejo Legislativo del estado, pactar convenios internacionales sin autorización para ello y firmar contratos por la Gobernación de Miranda con empresas sin cumplir las normas", aseguró la Contraloría en su momento.

Ocariz llega, así, a reemplazar en las urnas a una de las imágenes más potentes de la oposición. Y lo hace frente a una de las imágenes más fuertes del oficialismo, Hector Rodríguez, quien es de los más jóvenes en ese movimiento. 

Con este lugar del país, los oficialistas, decía Carpriples, los oficialistas "tienen una obsesión enfermiza, no olvidemos aquella declaración de uno de sus candidatos que dijo que cambiarían 20 gobernaciones por la de Miranda".