El caos se apodera de Bolivia tras la salida de Evo Morales

Incendios, saqueos, secuestros y ataques a viviendas se extienden por distintas ciudades del país un día después de que el mandatario indígena renunciara a su cargo. Las renuncias también continuaron este lunes.

Policías bolivianos se preparan este lunes para acudir a un lugar de disturbios, en La Paz.EFE

Los disturbios se extendieron esta noche por varias ciudades de Bolivia, tras la renuncia como presidente del país de Evo Morales, con incendios, saqueos y ataques a casas como el que según algunas informaciones sufrió una vivienda del propio exmandatario.

La Paz, El Alto y Cochabamba, entre otras de las principales ciudades del país, registran estos incidentes, mientras muchos ciudadanos piden ayuda a la Policía y las Fuerzas Armadas a través de redes sociales.

Las denuncias de saqueos e incendios se suceden sobre todo en El Alto, uno de los bastiones políticos de Evo Morales, y en varios barrios de La Paz.

El lugar más atacado en la ciudad sede del gobierno boliviano es la zona sur, que en las últimas semanas fue donde más se sintió la huelga ciudadana en contra de la reelección de Morales.

La Alcaldía de La Paz denunció que una turba incendió quince autobuses del servicio municipal de transporte que se encontraban en una instalación en el barrio de Kupillani.

Puede leer: ¿Quién manda en Bolivia tras la renuncia de Evo Morales?

También denunció que "chóferes y gente movilizada por diputados y dirigentes" del Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales ingresaron a un patio del transporte municipal en Huayllani, otro barrio sureño, "y han comenzado a incendiar los buses".

"Denunciamos que grupos organizados por diputados y candidatos del MAS por la zona sur y El Alto están asaltando las estaciones de @LaPazBUS, del Hospital La Portada y amenazando las casas de las autoridades municipales. Estamos presentando las denuncias penales respectivas", escribió en Twitter el alcalde de La Paz, el opositor Luis Revilla.

 

 

Vecinos de la zona sur paceña denunciaron en las redes que grupos violentos están recorriendo las calles de varios barrios apedreando casas y vehículos y saqueando algunos comercios, sin que la Policía acuda a su auxilio.

Prensa local informó que quemaron la casa de la periodista de Television Universitaria Casimira Lema y del rector de la Universidad Mayor de San Andres y dirigente del Consejo Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), Waldo Albarracín.

En El Alto las turbas saquearon una feria popular e incendiaron comercios. 

El domicilio del exministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, también fue allanado por desconocidos que robaron toda su documentación, según dijo él mismo por teléfono a la televisión. 

También en La Paz, la sede de la embajada de Venezuela en Bolivia fue tomada por "encapuchados", informó la jefa de la legación, Crisbeylee González, citada por la agencia estatal ABI.

En Cochabamba un grupo de desconocidos causó destrozos en la casa de Evo Morales, según mostraron medios locales. 

Le recomendamos: ​Las reacciones internacionales a la renuncia de Evo Morales

Bolivia se encuentra en una crisis política y social desde el día después de las elecciones generales del pasado 20 de octubre, cuando comenzaron las sospechas de un fraude para favorecer la reelección de Morales para un cuarto mandato hasta 2025.

Morales había anunciado nuevas elecciones esta mañana, tras más de dos semanas de huelgas ciudadanas en contra del fraude y enfrentamientos entre sus detractores y partidarios, además de los motines policiales en los dos últimos días.

Horas antes un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) advirtió de graves irregularidades en los comicios generales en Bolivia.

Morales y su vicepresidente, Álvaro García Linera, anunciaron en un video que renunciaban a sus cargos, reiterando sus denuncias de un golpe de Estado, sin que hasta el momento se hayan hecho públicas las respectivas cartas de dimisión.

En el video, Evo Morales consideró que la OEA tomó una decisión "política".

 

Más renuncias

Las renuncias continuaron con la del ministro de Hidrocarburos de Bolivia, Luis Alberto Sánchez, y la del presidente de la Cámara de Diputados, el oficialista Víctor Borda, quienes dejaron sus cargos, como lo hizo el domingo el ministro de Minería, en medio de la crisis patente tras las recientes elecciones generales.

"Hoy más que nunca necesitamos que el país regrese al camino de la paz social y de la unidad. Pensando en el bien nacional y el respeto a la vida, hago pública mi renuncia irrevocable al cargo de Ministro de Hidrocarburos", escribió Sánchez en Twitter.

Borda, por su parte, confirmó su renuncia en contactos telefónicos con diversos canales privados de televisión en los que lamentó que su hermano habría sido tomado como rehén por una turba en la ciudad andina de Potosí, donde en esta jornada han sido incendiadas su casa y la del ministro de Minería, César Navarro.

Puede leer: Evo Morales renuncia a la presidencia de Bolivia

El comandante general de la Policía de Bolivia, Yuri Calderón, quien el domingo emitió una declaración pidiendo a Morales que renunciara, también anunció la dimisión a su cargo, informaron fuentes policiales, al agregar que ese organismo reasumirá la labor de seguridad en las calles, afectadas por disturbios y saqueos.

"Por la mañana ante el Estado Mayor General, el señor comandante ha renunciado y ha dado un paso al costado", aseguró este lunes el director de Comunicación de la Policía, Rudy Uría, en una rueda de prensa en puertas del Comando General de la Policía en La Paz.

Uría manifestó que la dimisión se debe a "motivos personales", pero que también afecta a todos los colaboradores del alto mando de la institución conformado por unos seis generales.

 

Se pronuncia la OEA

La Secretaría General de la OEA, encabezada por Luis Almagro, rechazó el lunes "cualquier salida inconstitucional" a la crisis en Bolivia tras la renuncia del presidente Evo Morales en medio de fuertes protestas por cuestionadas elecciones, y urgió a garantizar la realización de nuevos comicios.

"La Secretaría General llama a la pacificación y al respeto al Estado de Derecho" en Bolivia, dijo el órgano central de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en un comunicado.

La oficina de Almagro pidió al Poder Legislativo boliviano reunirse "en forma urgente" para "asegurar el funcionamiento institucional y nombrar nuevas autoridades electorales que garanticen un nuevo proceso electoral".

 

890596

2019-11-11T12:06:38-05:00

article

2019-11-11T12:34:07-05:00

alagos_86

none

redacción internacional con información de agencias

El Mundo

El caos se apodera de Bolivia tras la salida de Evo Morales

59

8409

8468

Temas relacionados