El chileno que intenta rescatar a sus siete nietos huérfanos de Siria

Se trata de Patricio Gálvez, un hombre de origen chileno, residente en Suecia, y que busca recuperar a sus nietos. El gobierno de Chile dijo estar dispuesto a todo para ayudarlo en su misión humanitaria.

En este campamento, ubicado al norte de Siria, están hacinados miles de extranjeros que pertenecieron al Estado Islámico. Sus hijos también están ahí en terribles condiciones. AFP

Los siete niños son hijos de Amanda, una mujer chilena-sueca, quien en 2014 decidió unirse, junto a su pareja, Michael Skramo, un conocido yihadista noruego-sueco, a las filas del Estado Islámico.  Ella habría muerto en un accidente de avión en diciembre y él durante un ataque. Por eso el abuelo de los pequeños, y padre de la mujer, Patricio Gálvez, lucha por rescatarlos de Siria, en donde quedaron totalmente abandonados. 

Patricio Gálvez, un chileno residente en Suecia, viajó a Siria para intentar rescatar los niños huérfanos que se encontrarían en en el campamento de refugiados de Al Hol (noreste).

En Al Hol, bajo control de las autoridades kurdas, conviven unos 80.000 desplazados -entre ellos miles de extranjeros-, según la Cruz Roja, familiares de combatientes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) que huyeron tras la caída hace quince días de Al Baguz, último bastión del grupo que creó un califato en el norte de Siria e Irak.

Ver más: Los niños que lo único que conocen es la guerra

La rendición de Al Baguz el día 23 convenció a Gálvez de que tenía que irse a Siria, adonde llegó hace unos días sin saber ni dónde se encontraban sus nietos ni si todos estaban vivos, explicó a Efe en conversación a través de mensajes de texto de teléfono.El hombre se pudo reencontrar con sus nietos, de entre uno y ocho años, a principios de semana. 

“Fue maravilloso comprobar que están vivos, pero al mismo tiempo muy angustioso verlos a todos desnutridos y enfermos. Los kurdos no tienen recursos para ayudarlos”, dijo Gálvez en una entrevista con la televisión sueca, en la que relató que su hija, Amanda, viajó a Siria a través de Turquía con cuatro hijos y tuvo otros tres en Siria. 

Asume que los niños "morirán uno tras otro" si no es capaz de sacarlos pronto de Al Hol, pero eso solo ocurrirá si las autoridades suecas se contactan con las denominadas Fuerzas de Siria Democrática (FSD), alianza de milicias mayoritariamente kurdas que controlan la zona, para proporcionar la documentación y permisos necesarios.

A diferencia de países como Francia, Suecia no contempla por el momento repatriar a los hijos huérfanos de yihadistas suecos que se unieron al grupo terrorista. 

En Suecia la comunidad chilena es muy grande, la mayoría exiliados durante la dictadura de Augusto Pinochet. 

Ayuda del gobierno chileno

El Gobierno de Chile aseguró este jueves que está dispuesto a realizar todo lo necesario para ayudar a Gálvez. 

"Les hemos señalado (a Suecia) que el tema para nosotros es relevante, es un tema humanitario, un tema urgente", señaló a los periodistas el director general consular de Cancillería, Raúl Sanhueza.

Ver más: Los extranjeros que ya no quieren ser del Estado Islámico buscan país 

Sostuvo que las autoridades suecas han tomado nota "y nosotros les hemos expresado toda la disposición para colaborar con ellos" en este caso.

Sanhueza explicó que Chile tiene un funcionario que se está instalando en Siria al que han instruido por instrucciones precisas del canciller Roberto Ampuero y del presidente Sebastián Piñera "para que esté atento a lo que Suecia le pueda pedir en caso de que ese país estime necesario una acción en terreno".

Además, dijo, ese funcionario no tiene necesidad de requerir instrucciones precisas a Santiago, puede actuar sobre solicitud de las autoridades suecas.

"Creemos que esa es la mejor manera de resolver rápidamente lo que sea necesario. Pero esto es un tema en el que Suecia tiene que dialogar", añadió Sanhueza.

Dijo que el Ejecutivo chileno tiene absolutamente claro que se trata de niños de nacionalidad sueca y que se actuará conforme a la normativa de ese país.

Sanhueza señaló este jueves que "tuvimos la oportunidad de hablar hoy día (con el abuelo). Fue una conversación muy emotiva y nosotros le transmitimos las mismas seguridades. Es decir, nosotros hemos hecho lo que hemos tenido que hacer que es hablar con el Gobierno sueco", apostilló.

Ver más: Se unió al Estado Islámico, decapitó, tuvo hijos y hoy busca volver a Londres

Respecto a si la madre de los menores cuenta con la nacionalidad chilena, el director general consular de la Cancillería aclaró que "efectivamente la madre no estaba inscrita en el Registro Civil, pero aquí hay siete niños que requieren asistencia, hay un abuelo que requiere apoyo, que ese abuelo es ciudadano chileno".