El Espectador le explica: Así se gestó el tiroteo en sinagoga alemana que se transmitió durante media hora

El ataque dejó dos muertos y fue transmitido a través de Twitch, una red social especializada en la transmisión en vivo de juegos de video. El autor del atentado, que parece ser un neonazi, según los primeros informes de las autoridades, fue detenido. Una vez más se presenta un ataque antisemita creado para ser viral.

El autor del ataque no pudo entrar a la sinagoga y las cámaras lo detectaron a tiempo. EFE

Ayer empezó el Yom Kipur, la jornada de rezos más importantes del año para la comunidad judía. Sin embargo, lo que era una celebración quedó manchada de sangre luego de que hoy dos personas murieran después de que un hombre armado intentara asaltar una sinagoga en la ciudad de Halle, en Alemania. Lo peor, aunque ya no tan extraño en este tipo de eventos, es que fue un ataque filmado por el agresor y transmitido por más de media hora en la plataforma Twitch, perteneciente a Amazon.

El agresor, un hombre equipado con armas de gran calibre, vestido al estilo militar y con casco, recuerda en su modo de actuar al australiano Brenton Tarrant, que atentó contra dos mezquitas en Christchurch, Nueva Zelanda, en marzo pasado. Su modus operandi no solo coincide en el acto sino en la forma de llevarlo a cabo, es decir, transmitiéndolo en vivo. Una vez más, se abre el debate sobre el uso de las redes sociales para viralizar contenido como este, que, en últimas, es creado con el único fin de hacer cómplice pasivo a la audiencia. 

 

El ataque pudo convertirse en una gran tragedia porque el agresor intentó entrar en la sinagoga en plena celebración del Yom Kipur, una de las principales fiestas judías. En el interior de la sinagoga de Halle, cuyas sólidas puertas no cedieron a los ataques del agresor, había entre 70 y 80 personas, indicó el presidente de la comunidad judía de Halle, Max Privorotzki.

Le puede interesar: Cuando el terrorismo es creado para ser viral

"Por lo que sabemos (...) es un ataque antisemita", declaró el ministro de Interior alemán, Horst Seehofer. "Según la fiscalía federal, hay indicios de una posible motivación de extrema derecha", añadió. La canciller, Angela Merkel, lo calificó de atentado y en la noche acudió a una sinagoga de Berlín para expresar su solidaridad con la comunidad judía alemana. El hombre, herido, ya fue detenido, anunció en la noche del miércoles un portavoz policial.

 
 

Diatriba en directo 

 

La pregunta que surge cada vez que un ataque es creado para ser viral, es qué tan responsable es la plataforma que lo permite y si tiene la capacidad tecnológica para vigilar el contenido que circula en su interior.  Durante la media hora que el hombre condujo hasta llegar al barrio Paulus de Halle efectuó una larga diatriba en directo a través de redes sociales, contra los judíos. Durante ese largo tiempo nada ocurrió.

"Vimos a través de la cámara de nuestra sinagoga que un agresor muy bien armado, con un casco y un fusil, intentaba abrir nuestras puertas", explicó el responsable de la comunidad. El atacante puso una bomba que aparentemente no funcionó y al no conseguir entrar, se alejó andando y mató a una mujer que se cruzó en su camino. Luego decidió disparar contra un restaurante turco, según testigos.

La plataforma elegida para transmitir el ataque fue Twitch specializada en streaming de e-sports y videojuegos y que en 2014 fue comprada en por Amazon, que pagó 970 millones de dólares por la compañía. Sin embargo, unas 2.200 personas vieron luego la versión grabada en la red social, antes de que el sitio la eliminara, precisó en Twitter la plataforma de video en directo especializada en juegos de video. Además, añadió que el video se compartió de "forma coordinada", a través de los servicios de mensajería de terceros.

Según Twitch, la cuenta en la que el tirador emitió su ataque fue creada hace unos meses. Por este motivo sólo había habido un intento de transmisión en vivo antes del ataque del miércoles. "Nos hemos movilizado lo más rápido posible para eliminar este contenido y suspenderemos todas las cuentas que publiquen o reposten imágenes de este abominable acto", indicó una portavoz de Twitch consultada por AFP.

"Una vez que el video es eliminado, compartimos la información con un consorcio de nuestro sector de actividad para ayudar a prevenir la proliferación de este contenido. Nos tomamos esto muy en serio y estamos comprometidos en trabajar con nuestros pares, las fuerzas de seguridad y todas las partes interesadas para proteger a nuestra comunidad", dijo Twitch.

Ver más: Lo que se sabe del ataque en Alemania que dejó dos muertos

"Lanzó una granada que estalló en la puerta del restaurante", explicó un testigo que estaba en el interior del local, Conrad Rossler, a la cadena televisiva NTV. "El hombre disparó luego al menos una vez dentro del local. El hombre que estaba detrás mío ha debido morir. Yo me he escondido en los baños y he cerrado la puerta" explicó, conmocionado.

En un video filmado por un transeúnte, que fue ampliamente retomado por medios de comunicación, se puede distinguir al agresor, aparentemente tranquilo, mientras dispara con un fusil de asalto en plena calle. Luego se produce lo que parece ser un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad. El agresor parece herido y vuelve a subir a su coche, con el que consigue huir.

Para solventar este tipo de episodios las redes sociales más grandes, como Facebook o Twitter, ya han empezado a implementar herramientas que les permitan identificar a tiempo cuándo se transmite un atentado. Sin embargo, líderes europeos pidieron que se refuercen los mecanismos, pues hechos como los de hoy no dejan de ocurrir. 

Temor a la violencia de extrema derecha 

 

Este ataque se produjo pocos meses después del asesinato, en Hesse, de Walter Lubcke, un concejal local del partido conservador de la canciller alemana Angela Merkel CDU). El principal sospechoso es un miembro de los movimientos nazis.

Este asesinato produjo una onda de choque en Alemania, donde la extrema derecha antimigrantes no cesa de cosechar buenos resultados electorales.

El suceso despertó el temor a que se despierte el terrorismo de extrema derecha, a imagen del del grupúsculo neonazi NSU, responsable de la muerte de una decena de migrantes en Alemania entre 2000 y 2007.

Además de los asesinatos del NSU, ha habido otros precedentes violentos, como un atentado con cuchillo contra el alcalde de Colonia, Henriette Reker, en 2015, y dos años más tarde contra el alcalde de Altena, Andreas Hollpein.

885244

2019-10-09T19:23:25-05:00

article

2019-10-09T19:23:25-05:00

alagos_86

none

redacción internacional

El Mundo

El Espectador le explica: Así se gestó el tiroteo en sinagoga alemana que se transmitió durante media hora

109

7595

7704

 

Las muchas razones del estallido social en Chile

contenido-exclusivo

El lado oscuro de Justin Trudeau