El Espectador le explica: las polémicas que protagonizó John Bolton en la crisis de Venezuela

John Bolton, quien salió este martes del cargo de asesor de seguridad nacional del presidente estadounidense Donald Trump, se destacó por su dura postura sobre Irán, Afganistán o Venezuela. De hecho, durante su periodo en el cargo, protagonizó polémicos episodios en contra del gobierno de Nicolás Maduro.

John Bolton renunció hoy como asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, luego de múltiples fricciones con Donald Trump.AFP

Desde su nombramiento en marzo de 2018, la duda era si John Bolton podría llevarse bien con Donald Trump. Hoy, un día después de haber dado por concluidas las conversaciones con los Talibán, se reveló su salida como asesor de seguridad nacional. "No estuve de acuerdo con muchas de sus sugerencias", dijo hoy el mandatario, al anunciar el despido. 

El camino de Bolton al lado de Trump estuvo lleno de fricciones internas, que hasta hace unas horas eran un secreto a voces, pero que quedaron en evidencia con la decisión de retirarlo. Una de sus obsesiones fue la operación alrededor de Venezuela, que comenzó a principios de 2019, con la autoproclamación como presidente interino del líder opositor Juan Guaidó. 

Ver más: Trump despide al asesor de seguridad nacional John Bolton

Así, cada tanto, a través de su cuenta de Twitter, buscó desestabilizar a Nicolás Maduro. Asesores cercanos a la Casa Blanca aseguran que el exasesor de seguridad nacional era quien más abogaba por una opción militar para deponer al chavismo.  

"5.000 tropas en Colombia"

Uno de sus episodios más recordados se dio el pasado mes de enero, cuando en medio de una conferencia sobre la crisis venezolana el hoy exasesor de seguridad salió con una libreta en la que se podía leer "5.000 tropas en Colombia". El motivo de la anotación nunca fue aclarado, pero expertos en política internacional afirmaron que era una técnica de intimidación para con el gobierno de Nicolás Maduro.

La Cancillería de Colombia aseguró que desconocía de qué se trataban las anotaciones, mientras que el Departamento de Defensa de Estados Unidos señaló que no recibió solicitud alguna para un despliegue de tropas en suelo colombiano. Además, funcionarios de las Fuerzas Armadas estadounidenses, citados por medios de ese país, también negaron la elaboración de una acción militar en Venezuela y el ministro de Defensa de EE. UU., Patrick Shanahan, declaró en su momento que no discutió con Bolton la opción de enviar 5.000 soldados a Colombia.

Twitter como arma

A finales de agosto, Bolton volvió a arremeter contra Maduro. "Como el Presidente (Trump) ha declarado en repetidas ocasiones, para poner fin al robo de los recursos del pueblo venezolano y la continua represión, Maduro debe irse. Los únicos asuntos discutidos por aquellos que están acercándose a espaldas de Maduro son su partida y elecciones libres y justas", trinó en su momento.

Las declaraciones se daban horas después de que el presidente venezolano Nicolás Maduro confirmara que "desde hace meses y bajo su autorización expresa" miembros de su gobierno estaban conversando con Estados Unidos. 

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, salió así a poner la cara frente a las filtraciones de prensa que afirmaban que Diosdado Cabello, el número dos del chavismo, se había reunido el mes pasado en Caracas con una persona en contacto cercano con el gobierno de Donald Trump y que se estaba organizando un segundo encuentro.

Puede leer: John Bolton, el consejero de Donald Trump al que le gustan las guerras 

Voces en Washington también pusieron en duda que el encuentro con Cabello se haya realizado, por lo que la información habría sido parte de una guerra psicológica. “Estados Unidos está buscando resquebrajar al régimen de Maduro diciendo lo de Cabello. Con eso busca ahondar las diferencias entre los dos personajes y enviar un mensaje al pueblo y a las Fuerzas Militares de Venezuela, según el cual la unidad del oficialismo se está resquebrajando”, dijo una fuente en Washington.

Bolton, experto en esta estrategia, señaló el pasado 21 de agosto: “No quiero decir quién, pero todos quieren la salida de Maduro”. El hombre que al parecer estaba manejando los contactos se llama Leocenis García, periodista opositor, preso político liberado recientemente, quien ha viajado dos veces Washington en los últimos meses para proponer una negociación que incluya a las fuerzas militares.

Insurrección fallida

Bolton fue también quien, en medio del caos del 30 de abril, cuando hubo una fallida insurrección militar liderada por la oposición, intentó convencer al comandante de las Fuerzas Armadas de Venezuela, Vladimir Padrino López. 

En contexto: ¿EE. UU. va a atacar Venezuela? Así amenaza Trump

En ese momento The Washington Post afirmó que la relación entre Trump y Bolton se resquebrajaba cada vez más, pues el mandatario no quería un conflicto armado, mientras que el entonces asesor de seguridad insistía en que esa era la mejor opción. 

“El presidente ocasionalmente ha expresado a otros que Bolton quiere meterlo en una guerra”, de acuerdo con dos asesores cercanos a Trump consultados por The Post. Ambos dijeron en su momento, además, que era poco probable que el presidente estadounidense autorizara algún tipo de acción militar a largo plazo en Venezuela.

Ahora, cuando las relaciones entre Colombia y Venezuela están sensibles, faltará esperar qué posición toma Estados Unidos sin la posición de Bolton como asesor de seguridad.

 

Manténgase informado sobre las últimas noticias que suceden en Colombia y el Mundo, el más completo cubrimiento noticioso todos los días con el periódico El Espectador.

 

880456

2019-09-10T20:00:16-05:00

article

2019-09-10T20:00:16-05:00

alagos_86

none

redacción internacional

El Mundo

El Espectador le explica: las polémicas que protagonizó John Bolton en la crisis de Venezuela

95

6780

6875