EE le explica: ¿Qué falta para que Amy Coney Barrett llegue a la Corte Suprema de EE. UU.?

Noticias destacadas de El Mundo

Estados Unidos está a una semana de saber si la nominada de Donald Trump a la Corte Suprema será confirmada para ocupar esa preciada vacante que dejó la jueza Ruth Bader Ginsburg tras su muerte. La preocupación de los demócratas: que esta jueza deje en veremos los derechos de la comunidad LGBT, que cambie las reglas del juego sobre el aborto, e incluso, que con su voto, se acabe el Obamacare.

El afán de Donald Trump no se limita a mantener el puesto en la Casa Blanca; no pasó un sólo día después de la muerte de la reconocida jueza de la Corte Suprema de Estados Unidos, Ruth Bader Ginsburg, para que se escucharan posibles candidatos —por supuesto republicanos— que podrían llegar a ocupar el puesto de la magistrada en el supremo de EE. UU..

Tanto así, que el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, dijo —a pocas horas de la muerte de Bader Ginsburg— que la cámara alta votaría sobre un eventual nominado del mandatario Donald Trump para la Corte Suprema. Esto a pesar de estar ad portas de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

También le puede interesar: Inicia proceso de confirmación de la jueza Barrett para Corte Suprema en EE. UU.

Un dato: En febrero de 2016, cuando el juez de la Corte Suprema Anthony Scalia falleció, quedaban 269 días para las elecciones. El presidente Barack Obama se preparaba para nominar al jurista Merrick Garland para llenar esa vacante en marzo. Sin embargo, los republicanos, que para ese entonces también controlaban el Senado, le dijeron que no podía presentar nominados porque el proceso le correspondía al próximo presidente. Le contamos más sobre este tema en: Trump: con la justicia en su bolsillo

Sin perder tiempo, Donald Trump nominó a Amy Coney Barrett, abogada de 48 años, y la candidata perfecta para su administración: defensora de las políticas antiaborto, contraria al Obamacare y religiosa. Y es que su nombramiento no sólo podría satisfacer a los electores de la derecha religiosa en plena campaña presidencial; su llegada podría cimentar la mayoría conservadora en el tribunal, con seis jueces conservadores y tres liberales, lo que marcaría una tendencia que tardaría muchos años en revertirse.

¿Qué le falta a Amy Coney Barrett para llegar a la Corte Suprema de EE. UU.?

Las audiencias para la confirmación de Amy Coney Barrett comenzaron este lunes; responderá preguntas hechas por los senadores republicanos y demócratas sobre el aborto, las elecciones presidenciales, el porte de armas, el manejo de la pandemia, y cualquier tema de interés nacional. Esto ya que la decisión final sobre su posición en la Corte Suprema la debe tomar la mayoría del Senado.

También le puede interesar: Nominada de Donald Trump a la Corte: “Mi fe católica no pesará en mis decisiones”

Su confirmación parece casi asegurada ya que los republicanos cuentan con 53 de los 100 escaños del Senado. Pero dos no quieren elegir un nuevo juez antes de los comicios y tres tienen coronavirus, lo cual podría privar a los republicanos de la mayoría, ya que el voto es presencial e indelegable. Los demócratas, por su parte, urgen aplazar la confirmación de Barrett hasta después de las elecciones del 3 de noviembre. Sin embargo, todo parecería indicar que la nominada de Trump podría ser confirmada la próxima semana.

¿Qué podría cambiar con su nombramiento?

Una semana después de las próximas elecciones presidenciales está programada una discusión acerca del Obamacare –Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Accesible– que en 2012 fue aprobada por un voto de 5 a 4; circunstancia que podría cambiar esta vez.

También se podría retomar el debate sobre la posesión de armas por la Segunda Enmienda, pero no para limitar la posesión, sino para ampliarla, pues los jueces están presionados por los activistas conservadores a favor de Trump para establecer un derecho constitucional aún más indulgente.

A esto hay que sumarle que Amy Coney Barrett podría dejar en veremos los derechos de la comunidad LGBT, pero sobre todo las protecciones al aborto que se consiguieron con el fallo de Roe vs. Wade en 1973.

¿Cuál es el rol de los jueces?

Los jueces federales ejercen un poder inmenso en decisiones: quién puede casarse, quién recibe atención médica y hasta quién puede votar. Por ejemplo, en 1974 (Estados Unidos vs. Nixon) la Corte estableció que el privilegio ejecutivo no es absoluto ni incondicional. Esto a raíz del Watergate, el escándalo político de la década de 1970 que llevó a la renuncia del presidente Richard Nixon.

¿Quiénes son los jueces de la Corte Suprema?

- Neil Gorsuch: De de 53 años, Gorsuch fue nominado por Donald Trump en 2017 para ocupar el puesto de Antonin Scalia quien falleció en 2016. Este candidato republicano fue confirmado por el Senado el 7 de abril de 2017.

- Brett Kavanaugh: Fue nominado por el mandatario estadounidense y juró como juez de la Corte Suprema en 2018. Por una votación de 50-48, el Senado le dio el puesto al candidato republicano de 55 años después de semanas debate sobre acusaciones de abuso sexual.

- Elena Kagen: Antes de ser nominada por Barack Obama, Kagen fue procuradora General de Estados Unidos. La candidata demócrata tomó asiento el 7 de agosto de 2010, después de una votación de 63 a 37 en el Senado.

- Sonia Sotomayor: Sotomayor es la primer juez hispana. La candidata demócrata fue nominada por Obama y se incorporó a la corte el 8 de agosto de 2009, después de una votación de 68 a 31 en el Senado.

- John Roberts: De 65 años, el candidato republicano fue nombrado por Bush en 2005, quien lo nombró presidente del Tribunal Supremo. Ocupó su cargo el 29 de septiembre de 2005, después de una votación de 78-22 en el Senado que aprobó su nominación

- Samuel Alito: También fue nominado por Bush en 2005. El Senado confirmó la nominación del candidato republicano en una votación de 58 a 42 el 31 de enero de 2006.

- Stephen Breyer: De 80 años, fue nominado a la corte por Bill Clinton. El candidato demócrata se unió a la corte el 3 de agosto de 1994, después de que el Senado votara 87 a 9.

- Clarence Thomas: El candidato republicano, de 70 años, fue nominado por el ex presidente George HW Bush en 1991. Fue confirmado por el Senado en una votación de 52 a 48.

*Con información de agencias.

Comparte en redes: