El gobierno prohíbe cartillas de la supuesta ideología de género en Paraguay

Las escuelas públicas tiene prohíbido distribuir los libros. Su argumento es que palabras como "homosexualidad" y "bisexualidad" no son palabras que deban estar en los materiales educativos.

Pixabay

El Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) de Paraguay difundió hoy una resolución en la que prohíbe "la difusión y utilización de materiales" referentes a "ideología de género" (un término que nace en la Iglesia Católica para satanizar la idea de que el género es construído social y culturalmente) en los centros dependientes del MEC, según anunció el titular de la cartera, Enrique Riera. 

La prohibición afecta tanto a las instituciones educativas públicas como a las públicas subvencionadas, que no podrán emplear en sus aulas ningún tipo de recurso, ya sea impreso o digital, que haga alusión a la ideología de género.
"El Ministerio no va a promover la ideología de género, como ninguna otra ideología, por ejemplo la ideología política", dijo hoy Riera.

La resolución que prohíbe la utilización de materiales sobre "ideología de género", también encomienda a la Dirección General de Currículum, Evaluación y Orientación que revise los textos educativos y emita un informe con propuestas, adoptadas a los "principios constitucionales y a la legislación vigente del país", en un plazo de 60 días.
Además, las Coordinaciones y Supervisiones Educativas se encargarán de velar por el cumplimiento de esta ley, según puede leerse en la resolución.

La medida del MEC responde así a la polémica surgida hace unas semanas acerca del supuesto uso de materiales sobre ideología de género en los colegios del país.

Cientos de personas se manifestaron la semana pasada frente al Congreso paraguayo para reivindicar un sistema de educación pública basado en los valores tradicionales de familia, recogidos en la Constitución paraguaya.

La principal reclamación se enfocó en mantener el concepto ideología de género fuera de los materiales didácticos de la educación pública paraguaya, puesto que se oponen a que palabras como homosexualidad o bisexualidad formen partes de los textos educativos.