La multimillonaria inversión en infraestructura que hará Trump

US$200.000 millones, derivados de fondos federales, y otros US$1.3 millones, que vendrán de los gobiernos locales, piensan invertir el mandatario para renovar carreteras, vías terrestres y ferroviarias.

Pixabay

Como es usual, con un trino, este lunes el presidente de los Estados Unidos anunció el multimillonario presupuesto en infraestructura que invertirá su administración, más de 200 millones de dólares.

El proyecto contempla la unión de inversiones públicas. Según el mismo mandatario: “La infraestructura de nuestra nación se encuentra en un estado inaceptable de abandono”. 

Trump además presentará un documento de más de cincuenta páginas en el que justifica esta inversión y denuncia el deterioro de vías terrestres, férreas y puentes en uno de los países con la mayor red vial del mundo. Lea también: Dos muertos y 70 heridos por una colisión de trenes en Carolina del Sur, EE.UU.

La alerta del presidente es confirmada por la Sociedad Estadounidense de Ingeniería Civil (ASCE). El último de sus reportes califica con un “D+” la situación de las infraestructuras en la nación norteamericana, en una calificación que ca desde la A (excepcional) hasta la F (fracaso).

El mismo reporte asegura que “se encuentran en una condición que va de pobre a suficiente y, mayormente, por debajo de los estándares, con muchos elementos que se acercan al final de su vida útil”.

La situación de la infraestructura en los EE.UU. ha empezado a alertar a las autoridades con los accidentes presentados  a causa del deterioro de la vías de transporte férreo y terrestre. En los último dos meses, recoge la BBC, seis personas han muerto en accidentes en distintos de trenes de la Compañía Nacional de Transporte Ferroviario (Amtrak).

Según cifras oficiales, al menos dos trenes de esta compañía se han descarrilado al mes. La ASCE le da una calificación de B a estas mismas vías debido a las inversiones que ha empezado a hacer la empresa privada, que es dueña de este transporte de carga.

Pese a que muestran una calificación de C+, los puertos, puentes y la gestión de desechos sólidos “se encuentran en buen estado, pese a que muestran signos de deterioro y requieren atención” dice el informe.

Pese a que no hay un riesgo de inminente desplome, el aviso de atención también lo hace la Asociación de Constructores de Autopistas (ARTBA) que calculó que en su país existen 55.710 puentes que necesitan reparación o reemplazo.

Sin embargo, el informe de la ASCE asegura que existen elementos que indican una creciente vulnerabilidad al riesgo puesto que las estructuras presentan deterioro en sus condiciones y funcionalidad. Esto recuerda el colapso del puente sobre el rio Mississippi el año pasado que dejó 13 personas muertas.

Los sistemas de transporte público tampoco se salvan de una calificación baja. El reporte de la Asociación de Ingenieros asegura que no se encuentran en buen estado el 10% de los buses de las flotas y el 37% de las estaciones en todo el país. Lea también: Descarrilamiento de tren en EE.UU. deja varios muertos

Especialmente obsoletos se están quedando los sistemas de New York, San Francisco y Washington D.C. debido al “aumento de la demanda de usuarios, años de mantenimiento pospuesto y problemas crónicos de financiamiento”, afirma la investigación.

El reporte advierte que los atascos en las vías tienen un impacto negativo en la economía. En 2014 los trancones le costaron a la productividad del país cerca de US$ 160.000 millones, por el combustible gastado y las horas perdidas.

Peor también, las malas condiciones en muchas vías han hecho que las muertes aumentaran por estas razones un 7% de 2014 a 2015, dejando un saldo de más de 35 mil muertos, según el mismo reporte.

Ni los aeropuertos ni los sistemas de agua potable quedan por fuera de la evaluación de los ingenieros norteamericanos, que alcanzan solo una calificación “D” pues muchos de ellos no han sido renovados desde inicios del siglo XX, sin actualizarse dadas las condiciones de la población actual.

Todo esto, según un reciente informe revelado en el Foro Económico Mundial, pone a los Estados Unidos en el puesto 10 en cuento a infraestructura, en el listado que encabezan Suiza, Singapur, Hong Kong, Emiratos Árabes Unidos, Países Bajos, Japón, Finlandia, Francia y Austria.

"Las infraestructuras son una de esas cosas que con facilidad pueden asumirse como garantizadas. Gran parte de ellas está bajo tierra, tendidos eléctricos, acueductos, etc. Si esta fuera de la vista, está fuera de la mente, así que la gente no se preocupa hasta que algo se rompe”, señala Casey Dinges, experto de la ASCE a la BBC.

El mismo investigador señala que esto se debe la tendencia de los últimos años a reducir el presupuesto de infraestructura, que actualmente se ubica en el 2.5% del PIB.

Trump planea invertir cerca de US$ 200.000 millones derivados de fondos federales y otros US$1.3 millones que vendrán de los gobiernos locales, esto es, el 75% que según la ASCE se deber invertir para adecuar la infraestructura.

Aunque suena como un plan ambicioso y beneficioso para los norteamericanos, está claro que se volverá de nuevo un tema político entre republicanos y demócratas en el Congreso, donde el plan deberá ser aprobado.

Críticos de Trump señalan que este presupuesto se debe gracias a que se recortarán el de otros programas, lo que avivará las discusiones en Washington.

 

últimas noticias

La “revolución de la muerte” de Jim Jones

¿Por qué Tijuana no quiere más migrantes?