El mundo no es como lo pintan: ¿Por qué tanto odio para la nueva Mulan?

Noticias destacadas de El Mundo

La nueva película Mulan de Disney, que acaba de salir en su plataforma digital, es objeto de llamados al boicot por varias polémicas. Una de las quejas es el agradecimiento en los créditos al gobierno de Xinjiang, China, donde hay acusaciones de violaciones a los derechos humanos.

La semana pasada, durante su emisión en la plataforma Disney+, al final del filme, en los créditos, Disney dirigía “un agradecimiento especial” a las instancias gubernamentales de la región de Xinjiang, situada en el noroeste de China.

Entre estas últimas figura la oficina encargada de la seguridad pública de Turpan, una ciudad situada al este de Xinjiang en la que se encuentran varios campamentos de reeducación política de uigures, según asociaciones de defensa de los derechos humanos.

Comparte en redes: