El parlamento cubano se prepara para despedir a Raúl Castro

El mandatario de 86 años prometió que se retiraría en febrero de 2018. De cumplir su palabra, el próximo 21 de diciembre la Asamblea Nacional de Cuba sería el escenario de una de sus últimas intervenciones públicas.

AFP

“No voy a llegar a tatarabuelo (…) porque se van a aburrir los cubanos de mí”, dijo el mandatario cubano, Raúl Castro cuando hace dos años, de visita por México, anunció que el 24 de febrero de 2018 es la fecha que tienen marcada en el calendario para retirarse del poder.

El anuncio de que Castro, que hoy tiene 86 años, no aspirará a una tercera reelección hizo que, durante los últimos años, las acciones del régimen se interpretaran a la luz del retiro del mandatario, quien asumió el poder en 2006 cuando los quebrantos de salud de su hermano Fidel lo hicieron dejar el poder tras 47 años al frente de la isla.

(Lea también: Miguel Díaz-Canel, el más opcionado a heredar el poder de los Castro en Cuba)

Raúl fue ratificado en el cargo en 2008 y, ya en ese entonces, había prometido que sólo tenía planeado estar en el poder durante dos periodos de cinco años.

Con la expectativa del retiro de Castro, la Asamblea Nacional de Cuba, (Parlamento unicameral) celebrará el próximo 21 de diciembre el décimo y último periodo ordinario de sesiones de su octava legislatura.

La convocatoria del pleno fue publicada el viernes en las portadas de los principales medios estatales. Lo habitual es que en esta segunda y última sesión del año se conozcan las cifras económicas del país al cierre del ejercicio, entre otros temas.

También es de esperar que Castro intervenga para hacer un balance sobre la situación de Cuba en lo que se espera sea una de sus últimas intervenciones públicas como gobernante.

La Asamblea Nacional del Poder Popular celebra dos sesiones ordinarias al año, en julio y diciembre, aunque también puede ser convocada de forma extraordinaria como ocurrió en junio pasado, cuando el Parlamento se reunió para aprobar la última versión de las reformas para actualizar el modelo socialista cubano.

El pleno de diciembre se celebrará en un momento de crisis económica para el país caribeño, que en septiembre pasado sufrió el embate del devastador huracán Irma con un balance de diez muertos y millonarios daños materiales aún sin cuantificar.

(Le puede interesar: Cuba: un año sin Fidel Castro)

A ello se suman la crisis en Venezuela, principal aliado político y económico de Cuba, y la degradación de las relaciones con Estados Unidos tras la llegada al poder de Donald Trump.

En los últimos meses Washington ha reforzado el embargo financiero que ese país mantiene sobre la isla prohibiendo los negocios con empresas vinculadas al estamento militar cubano y aplicando nuevas restricciones a los viajes de estadounidenses a Cuba.

Además, el pleno tiene lugar en medio del proceso electoral, menos de un mes después de la celebración de elecciones municipales y a la espera de que se anuncie la fecha para los comicios provinciales y generales.

La Asamblea Nacional de Cuba, que se renovará tras las elecciones generales, está integrada por 612 diputados que representan a los 168 municipios del país y es elegida cada cinco años. y es elegida cada cinco años.

últimas noticias