contenido-exclusivo

El plan de la oposición venezolana para evitar las intimidaciones de Maduro

Los diputados de la Asamblea Nacional vienen discutiendo una posibilidad para sesionar y evitar las intimidaciones por parte de la policía y las fuerzas militares.

Juan Guaidó, líder de la oposición venezolana, sale de la sede del Parlamento este miércoles en Caracas.AFP

Una nueva jornada de caos en la sede del Parlamento de Venezuela obligó a los opositores venezolanos a tomar una decisión desesperada. Luego de que diputados de la mayoría opositora denunciaran que grupos civiles afines al chavismo, llamados "colectivos", dispararan este miércoles contra ellos cuando intentaban llegar en automóviles al Palacio Legislativo en el centro de Caracas, el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, activó un mecanismo que permite que la AN sesione en lugares diferentes al Hemiciclo.

"El presidente Juan Guaidó y la Junta Directiva de la Asamblea Nacional convocan: De acuerdo al Art.27 #3 del Reglamento de interior y debate: El presidente del Parlamento tiene la facultad de ”decidir sesionar en sitios diferentes al hemiciclo de sesiones“.

El panorama frente al futuro de la Asamblea Nacional no es claro del todo. Los opositores, en cabeza de Guaidó, han manifestado que la situación es "insostenible", pues no se ven todos los días forcejeando con las autoridades policiales para entrar a la sede del Parlamento. 

"El atentado y la emboscada cobarde de militares y paramilitares contra los diputados en el Palacio Federal no impedirá que cumplamos nuestro mandato: la Asamblea Nacional va a sesionar hoy", trinó Guaidó en su cuenta de Twitter.

De hecho, lo ocurrido este miércoles en el Parlamento hace recordar lo vivido el pasado 5 de enero, día en que se debía renovar la presidencia de la AN. En esa jornada, las fuerzas del Estado impidieron el paso al palacio legislativo a Guaidó y a parte de la mayoría de los diputados que lo respaldan y que lo reeligieron en una sesión paralela con 100 de los 167 votos en juego.

Al mismo tiempo, el diputado Luis Parra, un disidente de la oposición, también se proclamó presidente de la cámara con los votos del chavismo y de un minúsculo grupo de opositores en una tensa sesión en la sede del Parlamento. 

 

¿Parlamento móvil?

La intimidación contra los diputados de la oposición venezolana ha obligado a trasladar la sesión a otro recinto, el anfiteatro de El Hatillo, en un suburbio de Caracas. 

Esta sería la segunda vez en diez días que el Parlamento venezolano sesiona en un lugar distinto al Parlamento, algo que podría llegar a ser frecuente, de acuerdo con varios diputados opositores.

En una entrevista al medio digital Tal Cual, el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Juan Pablo Guanipa, manifestó que existe la posibilidad de que la Asamblea Nacional pase a ser itinerante, es decir, que pueda sesionar en lugares distintos al Palacio legislativo en Caracas.

"Para nosotros no es un problema ni de bicefalia,  ni de dos asambleas ni nada parecido. Nosotros somos la Asamblea Nacional. ¿Queremos defender el recinto? Sí, por el simbolismo que tiene. Ahora, si ellos insisten en mantener ese Palacio tomado militarmente o nos impiden el acceso, tenemos el plan B siempre", afirma Guanipa.

En la entrevista, Guanipa afirmó que aunque su voluntad es seguir legislando en la sede de la Asamblea Nacional, la compleja situación los ha obligado a evaluar otras opciones.

"Nosotros no tenemos armas, no tenemos sino nuestra propia integridad física para exigir lo que corresponde a la Asamblea Nacional. Nosotros vamos a ir todos los días que tengamos que ir. Si nos impiden el acceso, buscaremos un espacio alterno", agrega Guanipa a Tal Cual Digital.

 

¿Qué dice la Constitución?

En conversación con El Espectador, Ali Daniels, director de la asociación civil Acceso a la Justicia, intentó explicar el lío jurídico que hay alrededor del tema.

"Lo primero que hay que decir es que de acuerdo con la Constitución en su artículo 221, el quórum para celebrar las sesiones de la asamblea debe ser de mayoría absoluta de los miembros de la misma, es decir de los 167 miembros la mayoría absoluta son 84 diputados. Además, el artículo 26 del Reglamento de interior y debates de la Asamblea Nacional señala que corresponde a la junta directiva, es decir al presidente y a los dos vicepresidentes, presidir las sesiones de la asamblea, dirigir y direccionar el debate", dice Ali Daniels.

De acuerdo con el experto, cualquier cosa que se vaya a hacer en la Asamblea Nacional tiene que contar con la junta directiva, pero adicionalmente a eso, el artículo 64 señala que en cualquier sesión de la asamblea es el residente quien le solicita al secretario si hay quórum o no para iniciar la sesión".

"El oficilialismo está jugando con algunas normas que dice que la mayoría de los presentes es la que define el quórum. Pero la Constitución dice que la mayoría debe ser de los miembros de la Asamblea", agregó Daniels. 

 

¿Hay soluciones?

El panorama que se avecina es complicado, más aún, teniendo en cuenta la fragilidad de las instituciones venezolanas, dominadas por el oficialismo. "El poder judicial en Venezuela no tiene ninguna cualidad de árbitro. En un país normal es este órgano el que tiene de decidir quién es el verdadero presidente y quien tiene la legitimidad. El mayor enemigo del Parlamento es el poder judicial. No esperamos que haya una decisión en sentido jurídico, por el contrario, el poder judicial en Venezuela es un órgano sancionador y represor", asegura Daniels. 

Por lo tanto, la única esperanza es que haya decisiones de corte político, pero par el director de Acceso a la Justicia este panorama también es complicado, teniendo en cuenta que las posturas del oficialismo y de la oposición se han distanciado. "Hasta el mes de diciembre había discusiones entre gobierno y oposición para nombrar un CNE, pero ahora es impensable y de hecho yo creo que lo que se está persiguiendo con esta medida el tema de la conformación de un Consejo Nacional Electoral nuevo, porque eso le lavaría la cara al gobierno al hacer nuevas elecciones", afirmó Daniels.  

Para el experto, el peor de los panoramas se reduce a convivir con dos presidentes del Parlamento cuya fecha de caducidad ya se conoce, es decir, diciembre de este año, cuando se acabe el mandato.

899964

2020-01-15T12:55:30-05:00

article

2020-01-15T12:58:35-05:00

alagos_86

none

redacción internacional

El Mundo

El plan de la oposición venezolana para evitar las intimidaciones de Maduro

76

6407

6483

1