El "Plan de salud 100% natural" de Maduro en medio de escasez de fármacos

El presidente venezolano aseguró querer rescatar el "conocimiento de las viejitas".

Pixabay

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, lanzó este viernes un "plan de salud ancestral" para tratar enfermedades con hierbas y productos naturales, en medio de una severa escasez de fármacos en el país, estimada en 95% por el gremio médico.

El Plan de salud 100% natural busca el "rescate de la salud histórica, patrimonial, el conocimiento de las viejitas", dijo Maduro durante un acto público en el palacio presidencial de Miraflores.

Lea más: En el 2018 podrían morir 280.000 niños en Venezuela por desnutrición

"Yo me estoy curando una tremenda gripe que me pegó empezando el año con manzanilla, sábila, limón y un poquito de miel de abeja. Eso viene del conocimiento ancestral de mi familia (...). La salud científica y la salud ancestral tienen que ir de la mano", expresó el mandatario socialista.

Protestas por falta de medicamentos se registran desde el año pasado en el país petrolero. La ONG Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida) ha denunciado una "ausencia absoluta y prolongada" de fármacos básicos para tratar males como insuficiencia renal, cáncer o esclerosis múltiple. 

Antibióticos y medicamentos para controlar la tensión arterial también escasean.

En noviembre, pacientes y sus familiares marcharon hacia las embajadas de Canadá, Costa Rica, Países Bajos y Perú, pidiendo a esos países presionar a Caracas por "un canal humanitario" para la entrada de medicinas a Venezuela.

Le puede interesar: Presidenciales en Venezuela serían en segundo semestre de 2018

Maduro relanzó en octubre de 2017 un plan para la distribución gratuita de medicinas solicitadas vía telefónica.

Quienes pidan los fármacos a través de ese sistema deben poseer el 'Carnet de la Patria', tarjeta electrónica para acceder a programas sociales que la oposición considera un "instrumento de control social".

El gobierno, que niega que exista una "crisis humanitaria", denuncia que las sanciones financieras que impuso Estados Unidos contra Venezuela han afectado operaciones para importar alimentos y medicinas.